Diario Uno > Policiales > Bebé

Macabro asesinato de un bebé de 4 meses: "Hizo un pocito con el machete y lo enterró"

El cadáver de un bebé de 4 meses fue hallado a orillas del arroyo El Barrero, en Misiones. Terrible confesión de la madre

Un bebé de 4 meses fue encontrado muerto a orillas de un arroyo en la localidad misionera de San Martín. Por el asesinato fueron detenidos sus padres. Familiares de la madre (Micaela Karina D.S., de 23 años) dieron a conocer macabros detalles del crimen.

El cadáver del bebé en estado de descomposición fue hallado el martes mientras se hacía un rastrillaje por el arrouo Barrero. La desaparición del niño había sido alertada en las redes sociales pero no medió denuncia por lo que efectivos de la Unidad Regional de Oberá intervinieron de oficio.

Te puede interesar...

La madre estaba detenida por la averiguación de un robo en el municipio de Alvear pero no pudieron dar con el paradero del padre ni del bebé. Cuando por disposición de la Justicia, la mujer fue liberada, ella misma acompañó a los oficiales a hacer el rastrillaje para hallar a su hijo.

asesinato bebe misiones.jpg
El cadáver de un bebé de 4 meses fue hallado a orillas del arroyo El Barrero, en Misiones. Terrible confesión de la madre, detenida junto a su pareja

El cadáver de un bebé de 4 meses fue hallado a orillas del arroyo El Barrero, en Misiones. Terrible confesión de la madre, detenida junto a su pareja

Tras el hallazgo, se determinó que el bebé llevaba varios días muerto y se ordenó la detención de sus padres, Micaela Karina D.S. de 23 años y Oscar Héctor D.S. de 32.

En la declaración indagatoria, la mujer culpó a su pareja del crimen. Según relató el diario El Territorio, familiares de la madre contaron que "ella se arrodilló y pidió perdón, dijo que no pudo hacer nada para salvar a su hijo. Contó que el bebé estaba inquieto, le empezó a dar la teta y Oscar agarró la cabeza del bebé con las dos manos, lo estiró para arriba y lo tiró al piso. Desesperada, ella lo alzó y le mojó la cabecita en el arroyo, pero el bebé no respiraba. Sólo le sangraba la nariz".

Según les contó la madre, el padre del niño "hizo un pocito con el machete y lo enterró ahí". "Él después tapó y zapateó sobre la tierra para aplanar bien el lugar, como si hubiera enterrado un perro muerto", agregaron siempre según el relato de la mujer.

La autopsia determinó que el bebé murió por un "traumatismo craneoencefálico gravísimo". El cadáver fue encontrado envuelto en una manta.