Policiales Domingo, 29 de abril de 2018

Los papás del nene de Tupungato tenían una causa anterior por lesiones

Cuando Valentín tenía 8 meses también fue llevado al hospital y a sus progenitores les abrieron una causa penal por lesiones.

Dos semanas lleva detenida una pareja del Valle de Uco acusada de matar a golpes a su propio hijo, en otro presunto caso de maltrato infantil. En el avance de la investigación se conoció que los sospechosos ya tenían una causa por lesiones contra el pequeño fallecido.

El domingo 15 de abril murió en Tupungato Valentín González, de 1 año y 10 meses. Sus padres lo llevaron en la noche al hospital General Las Heras y no lograron explicar qué le había sucedido. Las sospechas de los médicos comenzaron por una serie de heridas que tenía en el rostro el menor. Luego la autopsia informó sobre un traumatismo en el abdomen.

La hipótesis de que la víctima había sido asesinada comenzó a reforzarse, y un par de días después imputaron a los padres por homicidio agravado por el vínculo. Los sospechosos fueron identificados como Sebastián Tizza (23) y Celeste González (22), quienes quedaron aprehendidos desde el momento que llevaron a su hijo al hospital. Ahora ya están en el Penal.

El desarrollo investigativo de la fiscal Carla Cruzado y su par Javier Pascua permitió conocer que esta pareja tenía un antecedente de maltrato contra su hijo. Cuando Valentín tenía 8 meses también fue llevado al hospital y a sus progenitores les abrieron una causa penal por lesiones. Sin embargo, ambos siguieron en libertad por decisión de la Justicia.

La relación entre Tizza y González no era buena, y al hombre le impusieron una prohibición de acercamiento hacia ella y el bebé. La mujer tampoco podía tener contacto con su marido, aunque se quedó con la tenencia del menor.

A pesar de esto, tiempo después volvieron a juntarse y convivir. Pasaron catorce meses de la primera internación de Valentín hasta su muerte, que hoy está caratulada como homicidio y tiene a sus padres acusados y presos

Más noticias