Provocó un amplio operativo policial en la mañana del viernes. Los vecinos de una coqueta zona de Godoy Cruz se vieron sorprendidos cuando un hombre con una katana en su mano amenazaba a policías. Finalmente terminó detenido pero ya recuperó su libertad.

En la tarde del domingo, el hombre que emuló a un samurái japonés salió del calabozo donde estaba alojado. Es que le imputaron el delito de atentado contra la autoridad, el cual es menor ya que prevé de 1 año a 1 mes de autoridad. Al no tener antecedentes, sus abogados defensores -Cristian Vaira Leyton y Agustín Magdalena- lograron que no siga privado de su libertad.

Te puede interesar...

El sujeto ahora enfrentará la causa penal que investiga el escandaloso hecho ocurrido en calles Necochea y Mariano Moreno, en el límite entre Godoy Cruz y la Quinta Sección de Ciudad.

En horas de la mañana del viernes, un empleado estatal llegó hasta su casa para controlar el estado de los hijos del sujeto. El hombre no estaba fuera de sí y se alteró aún más cuando la Policía llegó al domicilio.

Salió a la calle esgrimiendo una katana -un sable japonés- y comenzó a amenazar a los uniformados, aunque no atacó a ninguno de ellos.

La pareja del hombre relató que se trata de un problema entre él y la ex esposa, que incluyen acusaciones cruzadas, que llevó a que los principales afectados sean los niños que fueron trasladados a la casa de su abuela.