Policiales Jueves, 20 de septiembre de 2018

Las dudas en torno del caso de la mujer que denunció estar embarazada y le robaron a su bebé

En el Hospital Lagomaggiore indicaron que el día anterior a la denuncia le hicieron un test que dio negativo para embarazo. Buscan a dos obstetras que serían amigas de la víctima.

"No hay indicadores externos de embarazo reciente", es parte del adelanto de los peritajes que realizó el Cuerpo Médico Forense a Florencia Vergara, la mujer que denunció que estaba embarazada de 9 meses, pero que la durmieron, le hicieron una cesárea y le robaron a su hijo.

Es todo un misterio y hasta ahora no se puede saber con certeza qué pasó, y el fiscal Juan Tichelli es quien tiene la tarea de desentrañar el hecho.

Luego del primer informe del Forense, el cual indicó que no hay indicios externos de embarazo, le realizaron una extracción de sangre para hacer análisis más completos.

Además, fue entrevistada por un psiquiatra quien solicitó un estudio complementario con un psicólogo, el cual aún no se realiza.

Otra punta para investigar es el celular de Florencia Vergara, el cual fue secuestrado y se espera analizar todo su contenido y despejar algunas dudas.

"Por otra parte, tenemos en el Hospital Lagomaggiore que el 18, un día antes de la denuncia, la chica compareció por un problema hipogástrico, según la médica que la atendió y que ya declaró. Se le hizo un test de embarazo, porque ella manifestó estar embarazada, arrojando este test resultado negativo", explicó el fiscal Juan Tichelli, quien sostuvo que por pruebas médicas se constató que el día 18 y el 19 no había embarazo.

Una persona muy cercana a Florencia Vergara declaró que había dos mujeres, aparentemente obstetras, que serían amigas de la joven. Solo aportó sus nombres por no tener más datos de ellas, por lo que tratan de encontrarlas para tomarles declaración y de esa forma quizá aportar información y dar algo de claridad en esta causa.

Otra de las cosas que declaró la mujer, es que trabajaba para una pareja de radiólogos que tenían un hijo autista y ella se encargaba de su cuidado. Dio dos nombres y una dirección en Godoy Cruz, donde supuestamente trabajaba. Además, dijo que tenían un Renault Megane verde.

Los señaló como los autores de lo que le pasó, ya que dijo que estaba con sus empleadores, y que luego se despertó en el Lagomaggiore sin su bebé, y que al preguntar le indicaron que le habían hecho una cesárea y que su hijo había nacido sin vida.

Pero desde ese nosocomio indicaron que la mujer no ingresó ese día y que mucho menos se le hizo una cesárea. Lo mismo contestaron desde el Carrillo, donde supuestamente tenía programado el parto.

Todos los dichos sobre sus empleadores fueron investigados por policías, quienes fueron al lugar, pero no hallaron nada, ni un indicio de estas referencias.

El fiscal Tichelli aseguró que no se descalifica la información aportada por la mujer de 24 años, y que entiende que puede obedecer a algún tipo de confusión, la cual espera resolver con el transcurso de las horas.

Hipótesis

Entre todas las pistas que se investigan, tratan de determinar si la joven sufrió un embarazo psicológico, por lo que se solicitaron estudios específicos para comprobar o descartar esta posibilidad.

Otra es que efectivamente haya estado embarazada, pero que lo haya perdido y no se haya enterado o no haya aceptado lo ocurrido.

Protestas

Familiares, amigos y vecinos de Florencia Vergara se manifestaron durante la noche del miércoles y madrugada del jueves en reclamo de justicia.

"Que aparezca ese bebé que está vivo, no está muerto ni lo tiene ella, se lo robaron", dijo una de las mujeres que se manifestaron durante la noche.

Familiares y amigos de Florencia Vergara protestaron en la Comisaría 56 y en la 6 en reclamo de justicia.
Familiares y amigos de Florencia Vergara protestaron en la Comisaría 56 y en la 6 en reclamo de justicia.

La primera protesta fue frente a la Comisaría 56, de Las Heras, y quemaron gomas. Cerca de la 1 se trasladaron a la Comisaría 6, del barrio Cano, en Capital, donde la víctima hizo la denuncia y luego un grupo se separó y se fue a protestar a la puerta del Lagomaggiore.

"La chica estaba embarazada de 9 meses. Todo el barrio Victoria, de Las Heras, todo Algarrobal sabe que la chica estaba a punto de dar a luz. En el Lagomaggiore dijeron que nunca estuvo embarazada y es mentira. Le robaron la criatura, la chica tiene puntos", expresó una de las manifestantes.

"Somos todos vecinos, la vimos embarazada, tuvimos una reunión (Babyshower) donde le pintaron la panza y vimos cómo se movía el bebé", aseguró.