Policiales Lunes, 6 de agosto de 2018

La Policía dio otra versión de la golpiza a una mujer en Godoy Cruz

Ella terminó internada y su ex pareja quedó detenida. Tenía custodia policial en la puerta de su casa de Godoy Cruz. Aseguraron que el efectivo "le salvó la vida".

Tras la terrible golpiza que sufrió una mujer por parte de su ex pareja en su casa de Godoy Cruz, se conoció que había informes policiales que indicaban la víctima permitía ingresar al hombre por el fondo para que no tuviese problemas con los efectivos que custodiaban el frente de la vivienda. El jefe departamental, Camilo Uvilla, sostuvo que el policía "estuvo atento y le salvó la vida".

Se trata del caso de María Laura Ruiz, de 34 años, hermana del reconocido ingeniero agrónomo Alejandro Vigil, quien tenía una custodia policial en la puerta de su casa del barrio Covimet, de Godoy Cruz luego de denunciar por maltratos a su ex pareja Jorge Orbelli, hijo del ex diputado del PJ Luis Orbelli.

El sábado pasado la mujer fue internada luego de recibir dentro de su casa una tremenda golpiza por parte de Orbelli, quien había entrado por el fondo de la casa.

El jefe policial de Godoy Cruz, Camilo Uvilla, contó otra parte de la historia: "Esta consigna fue ordenada el 25 de julio. El 2 de agosto el efectivo que estaba en ese momento advierte que había movimientos por los fondos, informó al 911, y cuando procede a entrar a la fuerza a la casa salió la mujer y ella misma dice que estaba con la ex pareja, que lo dejó pasar y para que no tuviera problema con los policías lo hizo entrar por el fondo donde tiene una medianera muy baja y ella le colocó una mesa".

Uvilla explicó que el efectivo comunicó esta situación al 911, donde se hizo un informe y se elevó a la Oficina Fiscal donde se ordenó la consigna.

El jefe Departamental de Godoy Cruz dijo que el sábado un vecino le avisó al policía que había visto movimientos por los fondos. El efectivo sabía que la ex pareja de la mujer entraba por atrás, pero procedió a avisar al 911, siguió el protocolo correspondiente y golpea la puerta de la casa.

Al no tener respuestas, estaba por derribarla puerta de una patada, y en ese momento la mujer abrió. Estaba desnuda y lastimada.

Según consta en un informe policial, la mujer le dijo al policía que estaba bien y que ella voluntariamente había accedido a que el hombre ingresara.

De todas formas el efectivo entró y buscó hasta que encontró a Jorge Orbelli desnudo debajo de la cama. Allí mismo se lo detuvo y fue trasladado a la Oficina Fiscal.

"La mujer fue al Hospital El Carmen no solo por los golpes sino por el grado de intoxicación de sustancias prohibidas y alcohol", dijo Camilo Uvilla.

El Comisario agregó: "Esta situación es muy crítica para la víctima, pero hay cuestiones psicológicas donde la instalación de una consigna es más una desligación de responsabilidades que una atención directa sobre ella, porque un policía lo único que cuida es de la puerta hacia afuera. Lo que pase en el interior o en el fondo es cuestión que alguien nos pueda avisar o la propia víctima".

"Hay casos donde es necesario poner consigna policial, donde hay que resguardar la integridad de la víctima, pero hay muchísimos otros casos que es una medida muy superficial donde no se logra el cometido real y solamente se desliga la responsabilidad en la Policía", expresó Uvilla.

Y siguió: "En este caso si no hubiese sido un policía despierto, con actitud y aptitud para el trabajo que tiene, hubiésemos terminado con una mujer lesionada grave o tal vez muerta".

Más noticias