Policiales Miércoles, 19 de septiembre de 2018

La hermana de Johana Chacón detalló cómo Mariano Luque la asesinó

La mujer aseguró que tras matarla, Luque prendió fuego el cuerpo en un tacho de 200 litros y después la enterró

Beatriz Chacón declaró en el juicio por la desaparición de su hermana Johana, que fue testigo directo del homicidio de la adolescente en manos de su pareja Mariano Luque, en su casa en la finca de Tres de Mayo, Lavalle.

A pesar que Luque sostuvo que Johana nunca entró a la casa el 4 de septiembre de 2012, Beatriz dijo que sí llegó.

Ella estaba embarazada de 7 meses de gemelos y con riesgo, por lo que estaba en reposo en la cama.

Relató que escuchó cuando Johana abrió el portón y entró a la casa. Le dijo que tomaran un té, por lo que ella se levantó. Luego le pidió ayuda con las tareas.

Cuando Beatriz volvió a la cocina se encontró con la peor escena. Mariano Luque ahorcaba a Johana con una soga.

Él la amenazó para que no hiciera nada, sino le pasaría lo mismo. Una vez que la mató, se dio cuenta que Johana se había orinado.

El imputado la metió en una engarilla y la llevó al fondo de la finca, hasta donde hay una churrasquera y un tacho de 200 litros, según declaro Beatriz, quien indicó que vio todo desde una ventana de la casa.

Luque metió el cuerpo en el tacho de 200 litros y la prendió fuego. Luego hizo un pozo y la enterró.

Al regresar a la casa la hizo llamar a su padre para preguntarle por qué Johana todavía no llegaba a la casa.

"Capaz mi hermana sabía algo o vio algo, pero ella nunca me dijo nada", sostuvo Beatriz.

Luego explicó que no había contado nada en el momento por miedo, debido a que ella junto a sus otros tres hermanos vivían allí y temía que no le creyeran o que los sacaran de la casa y no tuvieran donde vivir.

Luis Curallanca, padrastro de Luque, era quien los mantenía, les compraba útiles para el colegio, ropa y regalos.

Agregó que las cosas que declaró en un principio fue lo que Curallanca y los abogados le dijeron que debía decir, por lo que declaró que su padre estaba metido en una mafia de secuestros y trata de personas.