Policiales Miércoles, 12 de septiembre de 2018

La Corte confirmó la condena contra una mujer que asesinó a un exmilitar

El hecho ocurrió a mediados de 2015 en Las Heras. La acusada, una prostituta brasilera condenada a 9 años de prisión, apuñaló a un exmilitar.

La Justicia le puso punto final al expediente por el asesinato de Raúl Guevara (57), quien murió apuñalado en su casa de Las Heras por una trabajadora sexual brasilera a mediados de 2015. La Suprema Corte de Justicia confirmó la condena que Raquel Gaudencio Costa (42) había recibido en primera instancia.

Hace exactamente tres semanas, se realizó una audiencia ante el máximo tribunal de Justicia provincial donde la mujer solicitó recuperar su libertad. En líneas generales, la representante legal de Gaudencio sostuvo que se trató de un caso de legítima defensa y no de un homicidio simple, calificación por la cual recibió 9 años de prisión en mayo de 2016.

Los ministros José Valerio, Mario Adaro y Pedro Llorente no le dieron la derecha a ninguno de los argumentos vertidos ese día. Principalmente, consideraron que no se dieron los requisitos necesarios para contemplar una legítima defensa.

Para los magistrados, Gaudencio tuvo intención de causar muerte en la víctima. Por más que la prostituta presentaba lesiones en sus brazos, estipularon que no es claro que hayan sido producto de una defensa ante un virtual ataque por parte de Guevara.

La defensa de la condenada también había argumentado que el hombre no murió por el ataque en sí, sino que se trató de una mala praxis médica. Es que tras recibir la puñalada, se dirigió a una comisaría donde radicó la denuncia, lo asistió una ambulancia, lo llevaron a su casa para que buscara ropa -estaba semidesnudo- y finalmente lo trasladaron al Hospital Militar, donde murió horas después por pérdida de sangre.

Para la Corte el estado de salud de la víctima fatal y el tratamiento que recibió no influyeron de ninguna forma en el deceso ya que las lesiones producidas por Gaudencio eran por sí mismas mortales.

De esta forma, quedó firme la sentencia contra la mujer de 42 años quien se encuentra detenida desde el mismo día del hecho y deberá cumplir los nueve años de privación de libertad -puede acceder a beneficios como libertad condicional recién a los 6 años de cárcel-.

Pelea en una vivienda

Corrían las primeras horas del 22 de abril de 2015. Costa, quien en ese entonces solía ejercer la prostitución en la Cuarta Sección, fue contactada en su zona laboral por Guevara, un militar retirado con ganas de satisfacer sus necesidades sexuales. En el vehículo del hombre se dirigieron hasta el barrio Los Peluqueros, donde reside.

Por motivos que no quedaron claros en la investigación, la mujer brasilera tomó un cuchillo y agredió a su cliente una docena de veces. Luego se retiró y comenzó a deambular en ropa interior por las inmediaciones. Minutos después fue detenida, ya que la víctima se dirigió a la Comisaría del barrio Municipal y notificó lo ocurrido.