Policiales Domingo, 25 de junio de 2017

La causa de los abusos en el Próvolo apunta ahora a los encubrimientos

La defensa pide que declare personal del colegio, pero la querella dice que pueden ser imputados por ocultar los hechos.

La interminable causa de los abusos sexuales a chicos hipoacúsicos en el instituto Próvolo de Luján empezará a transitar una etapa en la que por ahora no había responsables visibles, aunque muchos aseguraban que la lista sería extensa. Desde esta semana la investigación pondrá la lupa en los posibles encubrimientos del personal que trabajó en el establecimiento mientras ocurrían los vejámenes.

El foco de los pesquisas ahora se pone en este sentido, luego de que los abogados defensores de los imputados pidieran hacer declarar a varios integrantes de la comunidad educativa. La Octava Cámara del Crimen ya se había manifestado al respecto en la audiencia de apelación de las prisiones preventivas, aclarando que personas del colegio no podían dar su testimonio como testigos ya que podían ser imputadas por encubrimiento.

En los últimos días la defensa insistió en este punto, por lo que en la próxima semana la causa deberá resolver esto. Al menos siete integrantes del Próvolo podrían ser imputados por los encubrimientos. "En principio sería un encubrimiento sistemático, pero que podría derivar en considerarlos partícipes primarios de los abusos por todos los años en los que estos hechos ocurrieron", confió una fuente cercana al expediente.

Las ley provincial 6.354 de la Integridad de la Minoridad, en su artículo 122 explica que quienes detecten abusos de menores tendrán 24 horas para denunciarlo.

Durante la jornada del viernes los abogados de las víctimas recibieron la notificación de las posibles declaraciones de estas personas, por lo que mediante un escrito pidieron la nulidad de la medida y que se proceda a la imputación.

"Lo principal para nosotros y lo que más nos interesa es la responsabilidad por omisión", aseguró el abogado de Xumek Sergio Salinas, que representa a la parte querellante.

Semana movida

Además de evaluar el tema de los presuntos encubrimientos, esta semana será agitada en la causa ya que están previstas varias actividades. Mañana se realizará una nueva inspección ocular en el instituto de calle Boedo y el martes declarará otra vez la monja japonesa Kumiko Kosaka (42), quien pidió ampliar su versión. Además, durante estos días daría su testimonio otra víctima.

Foto: Fernando Martínez / Diario UNO
Foto: Fernando Martínez / Diario UNO

El séptimo imputado

En las últimas horas trascendió que ya fue imputado de abuso simple un jardinero del Próvolo de apellido Choque. Este hombre había declarado como testigo y ahora quedó acusado, aunque por el delito que le endilgan sigue en libertad. Le habría producido un tocamiento a un alumno, según reconstruyeron los pesquisas gracias a la declaración de una víctima.

El resto de los imputados son los curas Nicola Corradi (82), con prisión domiciliaria, y Horacio Corbacho (56), los empleados José Luis Ojeda (50), Armando Gómez (46) y Jorge Bordón (50 y la monja Kumiko Kosaka.

3 expedientes diferentes se han generado en la causa. El primero contra los cinco imputados iniciales, el segundo con el caso de la monja y el tercero, el del abuso simple del jardinero. Se abriría un cuarto, por los encubrimientos.

Más noticias