Policiales Martes, 14 de agosto de 2018

Julieta Silva creyó que "era un pozo", cuando había atropellado a Fortunato

La acusada de atropellar y matar al jugador de rugby declaró en el primer día de juicio. Dio todos los detalles de lo ocurrido en la noche del 9 de septiembre de 2017 a la salida de un boliche de San Rafael.

"Me dijo: 'Lo atropellaste', y le pregunté a quién, me dijo: 'Atropellaste al chico que estaba con vos', yo no le creía porque no había nadie más ahí. Yo venía buscándolo parado", declaró en el primer día de juicio Julieta Silva, acusada de atropellar y matar a su novio Genaro Fortunato en San Rafael en la madrugada del 9 de septiembre de 2017, a la salida del boliche La Mona, en Las Paredes.

Aseguró que cuando lo atropelló, solo pensó que había sido un pozo y no una persona, e indicó que el lugar era oscuro "como un túnel".

Julieta Silva. Foto: Gentileza Prensa Poder Judicial.
Julieta Silva. Foto: Gentileza Prensa Poder Judicial.

"Me fui a la parte de atrás y lo vi en el piso, a la derecha, pero no vi, no pude entender cómo estaba ahí. Miraba sin ver ya", dijo en su declaración espontánea, en la que relató todo lo que hizo el viernes 8 de septiembre hasta la madrugada del día siguiente, cuando murió Genaro, con quien llevaba una relación de 3 meses.

Julieta Silva detalló que en el boliche Genaro se había comportado "raro, sacado", luego que ella se había encontrado con unos chicos. Uno de ellos le había dicho al oído que le pidiera a Genaro que "se tranquilizara, sino lo iba a calmar él".

Julieta Silva. Foto: Gentileza Prensa Poder Judicial.
Julieta Silva. Foto: Gentileza Prensa Poder Judicial.

"Ahí Genaro se nos viene, lo empuja y le dice que por qué me tenía que hablar a mí, y empiezan a discutir", indicó Julieta, y dijo que llegó su amigo Sebastián para separarlos y ella se llevó al joven deportista de 25 años hacia otro lugar.

Luego, Julieta, Genaro y los tres amigos con los que estaban en el boliche decidieron irse, pero antes de salir, Genaro tuvo otro altercado con un joven conocido de Julieta, quien lo habría empujado.

Julieta Silva es enjuiciada en San Rafael. Foto: Gentileza Prensa Poder Judicial.
Julieta Silva es enjuiciada en San Rafael. Foto: Gentileza Prensa Poder Judicial.

"Nos vamos yendo, y él salió enojado, diciendo cosas como queriendo volver. En el transcurso de llegar al auto quiso volver en varias oportunidades", señaló Julieta: "Le pedí que me abriera porque estaba lloviendo, me subí del lado del acompañante y él se subió a manejar. Puso las llaves y me dijo que lo esperara que se iba a bajar para volver al boliche".

Julieta dijo que estaba cansada de toda la situación y que se quería ir, por lo que se cambió al asiento del conductor: "Hice el auto marcha atrás, cuando me acomodé en dirección a calle Las Vírgenes él se aparece por mi ventanilla y me golpea con las manos abiertas, como 2 o 3 veces, yo salí y la última vez que me golpea él se despega del auto, se hace para atrás, como dejándome ir y esa fue la última vez que lo vi".

Foto: Gentileza Prensa Poder Judicial.
Foto: Gentileza Prensa Poder Judicial.

"Hice como 150 metros o más, y me arrepentí de haberlo dejado. Me quise volver y tenía en mi mochila su celular. Hice una "U" y me volví. Volvía buscándolo donde estaba estacionado el auto, venía mirando para ver si lo encontraba. Era una parte oscura, como un túnel oscuro, miraba para este costado (haciendo gestos para su izquierda) y sentí un movimiento en el auto, era una sensación como que había pisado un pozo y seguí".

"Vi que venía cruzando un chico en diagonal por el medio de la calle hacia mí. Cuando llegué un poco más cerca de él me di cuenta que era el de la playa de estacionamiento. Me hace señas, me levanta la mano, y agarré la mochila porque pensé que me venía a cobrar, porque me olvidé de pagar. Bajé la ventanilla y me dijo: 'Lo atropellaste'".

Julieta Silva. Foto: Gentileza Prensa Poder Judicial.
Julieta Silva. Foto: Gentileza Prensa Poder Judicial.

Luego de no creer lo que le decían, se bajó del auto y vio que Genaro estaba tendido sobre el asfalto. Dijo que el chico del estacionamiento le había sacado las llaves del auto y a pesar que ella se las pedía, él le decía que no porque se iba a ir y escapar de la escena.

"Me fui atrás de él para que me explicara cómo había pasado eso, no entendía dónde estaba Genaro porque nunca lo vi y le pedía que me devolviera las llaves. Le pedí que me mirara, que me mirara bien a los ojos y que si realmente pensaba que me iba a ir. Me miró y me devolvió las llaves".

"Me volví para acercarme y no pude. No entendía nada, no entendía cómo podía estar ahí si yo lo venía buscando donde lo había dejado. Después de eso no me acuerdo nada más".