Policiales Miércoles, 31 de octubre de 2018

Intendente acusado de delitos sexuales, a declarar el viernes

El intendente de la ciudad fueguina de Río Grande, Gustavo Melella, acudirá el viernes a tribunales para ser notificado de derechos y garantías en la causa donde se lo investiga por el presunto pedido de favores sexuales a cambio de trabajo, informó a la agencia a Télam su abogado Francisco Ibarra.

El juez de Instrucción 2, Raúl Sahade, intimó ayer a Melella a presentarse en el juzgado en el término de "24 horas" bajo apercibimiento de "ordenar su traslado por la fuerza pública" si es que la ausencia no resultara justificada.

Sin embargo, Ibarra explicó que como el intendente se encuentra en Buenos Aires cumpliendo tareas relacionadas con su cargo, "me presenté hoy en el juzgado donde se labró un acta y entregué los actos administrativos que respaldan la comisión de servicios del intendente a Capital Federal".

Según el abogado, se trata de una citación "formal" y "sin mayor trascendencia" para ratificar su designación como defensor y para que Melella sea notificado personalmente de la imputación.

"Yo ya estoy presentado en las actuaciones con anterioridad y tengo domicilio constituido. Cuando el intendente regrese el viernes ratificará mi gestión y también ello permitirá que se lleven a delante medidas de prueba que consideramos esenciales", relató el letrado a esta agencia.

El juez Sahade dispuso también la citación a los tres denunciantes que tiene el caso: los trabajadores de la construcción Damián Rivas, Alfredo Suasnabar y Mario Lovera, quienes ya testificaron que Melella los acosó sexualmente o los sometió a abuso sexual, a cambio de proporcionarles empleo o para cobrar por trabajos ya realizados.

Los obreros fueron convocados para el próximo 7 de noviembre "a los efectos de ratificar dos de ellos su condición de querellantes" y entregar sus equipos celulares para ser peritados, como había pedido el abogado que los representa, Francisco Giménez.

Además, el magistrado citó para que testifique mañana al custodio y ex chofer de Melella, Hugo Moya, quien públicamente dijo conocer hechos vinculados a los abusos.

La causa judicial se reactivó ayer, cuando el fiscal Mayor Guillermo Quadrini volvió a imputar a Melella del presunto delito de "abuso sexual coactivo" en tres casos, después de que el juez había desestimado las acusaciones anteriores.

Es que en el expediente había dos dictámenes fiscales, uno del fiscal subrogante Pablo Candela desestimando dos de las denuncias y otro de Quadrini promoviendo el tercer caso.

Sahade anuló entonces ambos pronunciamientos por "contradictorios" e "infundados" y le volvió a correr vista a la Fiscalía para que se expidiera sobre los tres casos en su conjunto, lo que finalmente tuvo lugar en la víspera.

La investigación judicial contra el intendente fueguino comenzó el 30 de agosto, a partir de una denuncia del abogado Giménez por irregularidades en la obra pública municipal, aunque tomó otra dimensión con las declaraciones de los trabajadores dentro de ese expediente.

Melella insiste en que el caso "es impulsado" por intereses políticos y económicos que quieren evitar su postulación a gobernador en 2019.

Más noticias