La víctima murió de un infarto pero de todas formas fue acusado de homicidio. Mario Toto González fue detenido el martes por un asalto ocurrido en Guaymallén hace casi tres meses donde terminó perdiendo la vida la propietaria del lugar.

Los investigadores liderados por el fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello estaban tras los pasos de Toto desde hace varios días. Incluso cuatro días después del crimen en Guaymallén habían encontrado el vehículo de la víctima fatal en su domicilio pero no lograban dar con su paradero. Hasta la jornada de ayer.

Efectivos de la División Homicidios realizaron tres allanamientos y en uno de ellos, en el callejón Malevil de Colonia Segovia, lograron capturar a Mario González Marín. Horas después el hombre fue imputado por el delito de homicidio en ocasión de robo, el cual prevé de 8 a 25 años de cárcel.

Si bien la necropsia del Cuerpo Médico Forense (CMF) determinó que María Alejandra Pérez Ruiz (49) falleció de un infarto, el fiscal Pirrello sostiene que su corazón falló debido al susto producido por el asalto y por esto son responsables los delincuentes que ingresaron a su propiedad.

Ahora los sabuesos policiales buscan identificar y capturar a los presuntos tres cómplices que cometieron el robo junto a Toto González. Existe una pista que fue aportada gracias a una cámara de seguridad de la zona que grabó la camioneta en la cual se movilizó la banda de malhechores, aunque este vehículo tampoco ha sido encontrado hasta el momento.

camionetaa.jpg
La camioneta en la cual se movían los autores del crimen en Guaymallén de María Alejandra Pérez.

La camioneta en la cual se movían los autores del crimen en Guaymallén de María Alejandra Pérez.

Crimen en Guaymallén

El 2 de septiembre pasado, cuatro sujetos ingresaron a cometer un robo en un domicilio ubicado en calle 9 de Julio al 2.001, en la localidad de Jesús Nazareno. La investigación sostiene que los asaltantes arrancaron una reja para irrumpir en la propiedad. Se llevaron varios elementos del lugar, los cuales cargaron en un camión Desoto 400, propiedad de la víctima. Este rodado fue hallado 4 días después en la casa de uno de los sospechosos.

Al día siguiente del robo, María Alejandra Pérez fue hallada sin vida recostada en una de las habitaciones de su casa. A primera vista no se advirtieron signos de violencia y finalmente la autopsia confirmó que falleció tras sufrir un infarto.