Policiales Miércoles, 20 de junio de 2018

Hisa faltó al inicio de la audiencia donde analizan si le dan la domiciliaria

En la misma causa el tribunal también tiene en sus manos el futuro procesal de los hermanos Kevin, Alexis y Ever Guerrero, acusados de ultimar a la empresaria Norma Carleti.

Tras una maratónica audiencia de apelación, comenzó la cuenta regresiva para la Justicia penal decida si el ex legislador radical y empresario Leonardo Hisa seguirá preso en la cárcel o en su propia casa hasta que sea juzgado como instigador del crimen de su ex esposa, la también empresaria Norma Carleti. La resolución se dará a conocer el lunes a las 14.

El tribunal, que preside Marcelo Gutiérrez del Barrio y completan los camaristas Gabriela Urciuolo y Eduardo Martearena, también tiene en sus manos el futuro procesal de los hermanos Kevin, Alexis y Ever Guerrero, acusados de ultimar a la mujer de 59 años en su casa de Tunuyán.

El ausente

Hisa fue el gran ausente durante la audiencia de apelación, en la que estuvo representado por su abogado, Daniel Sosa Arditi. "Problemas personales", justificó el tribunal. Dicho en criollo, el acusado está gravemente deprimido y ha perdido catorce kilos de peso por un fuerte cuadro de anorexia que se disparó cuando quedó preso, hace más de tres meses.

A razón de casi una hora, cada una de las partes libró una dura batalla jurídico-legal durante la cual los magistrados tomaron nota para arribar a una decisión, luego de estudiar las casi 2.000 fojas del expediente.

Sosa Arditi reclamó que se deje sin efecto la detención de Hisa en la Penitenciaría Provincial y que, en cambio, se disponga su detención domiciliaria. Alegó una serie de motivos que pueden sintetizarse así: no hay riesgo procesal, es decir que Hisa no pondrá en riesgo la investigación: "Pudo haberse ido, pero prefirió quedarse para que la Justicia llegue a la verdad"; la prisión preventiva fue dispuesta por el juez de Garantías Oscar Balmes "aunque no fue pedida por el Ministerio Público Fiscal y a pesar de que su superior, Javier Pascua, consideró que la domiciliaria estaba ajustada a derecho"; y la querella, dijo en alusión a los abogados de Carleti, "carece de efecto promotor de la investigación", es decir, que "no debió remplazar al fiscal al momento de pedir la preventiva".

A continuación, el defensor de Hisa dijo que "no hay pruebas directas" contra su defendido, entonces atacó seriamente todos y cada uno de los indicios en los que se basó la fiscalía para llegar a la conclusión de que el ex diputado había organizado el asesinato de la ex esposa. "Son todos falsos y mal pueden conducir a una conclusión válida porque no van en ningún sentido". Y desmenuzó: "Dice el fiscal que a la mañana siguiente Hisa preparó el nicho familiar junto con Juan Carlos Guerrero para sepultar a Norma Carleti y yo no sé porqué cree que el que limpia el nicho de un fallecido es el instigador de su muerte. Fue una señal de respeto, nada más". También habló de la tan mentada división de bienes tras la separación matrimonial de hecho: "Habían llegado a un principio de acuerdo como lo demuestra una serie de audios de WhatsApp que el fiscal no ha valorado. No querían judicializar ese aspecto de sus vidas y eso estaba claro".

¿Por qué Hisa no le avisó del grave episodio a su hijo Leonardo?, había cuestionado la fiscalía en la causa, y Sosa Arditi contestó así: "¿Por qué iba a hacerlo si Leo es hijo de Viviana Sottano y no de Norma Carleti, y máxime si estaba de luna de miel en el exterior? A quien Hisa sí le avisó es a Lucio, hijo de ambos. Él sí estaba al tanto", zanjó mirando de reojo a la fiscalía que estaba ubicada a su derecha.

"Los indicios son falsos", insistió el letrado, que atacó el rol de instigador atribuido a su cliente. "Descartan la hipótesis del robo a Norma Carleti, pero testigos la escucharon decir a los intrusos qué querían y la puerta fue destrozada desde afuera, propio del que va a entrar creyendo que adentro no hay nadie. Que hayan utilizado cuchillos de la casa de la víctima demuestra que no iban a matar y que por eso no llevaban armas".

Incómodo

-En la sala de audiencias había parientes de Hisa y de Carleti. Por razones de seguridad fueron ubicados a gran distancia en la sala.

-En los pasillos había más familiares. Entre los que no entraron estaba Patricia Fadel, senadora del PJ y parienta de Hisa.

-El fiscal Torres exhibió fotos del cadáver y de los cuchillos hallados en la escena del crimen, lo que incomodó a algunos parientes.

"Es el autor intelectual del crimen"

El fiscal Carlos Torres defendió el accionar del Ministerio Público Fiscal y planteó que Hisa deberá seguir en prisión "porque es el autor intelectual e instigador del crimen de Carleti. La mano de obra barata fueron los Guerrero", dijo señalando a los tres hermanos que lo miraban desde un rincón de la sala de audiencias, bajo fuerte custodia de penitenciarios.

Liberar a "Hisa pone en riesgo la investigación", señaló Torres, "ya que tiene los medios suficientes para irse y sostenerse en el extranjero, ya que tiene un departamento en Marbella", y reveló que el empresario dispone de fuertes sumas de dinero "no declaradas" que le servirían para vivir en la clandestinidad.

Críticas al accionar de la Justicia

Para el abogado Pablo Cazabán la Justicia de Garantías interviniente en la investigación violentó derechos y garantías de los hermanos Guerrero, especialmente de Kevin, a quien se le halló sangre de Carleti en sus manos. "Le extrajeron muestras de ADN sin haberlo notificado", se quejó.

También dijo que se violó la garantía de imparcialidad ya que resolvió uno de los jueces que ya había intervenido. "Terminó por avalar sus propios actos cuando en verdad debió inhibirse", dijo.

Luego cuestionó la validez de las órdenes de allanamiento que determinaron las detenciones. "Debieron ser escritas, sin excepciones, como dice la ley".

Más noticias