"A dos años de su partida y sin justicia, aún levantaré mi voz cuantas veces sea necesario hasta hacerles justicia", dijo con un dolor inexplicable Carla Pagliaricci, la mujer que perdió a sus dos hijos tras ser atropellados en la Costanera el 14 de diciembre de 2018. Los hermanitos Kruk tenían 3 y 7 años.

En un nuevo y triste aniversario del trágico hecho ocurrido en Costanera y el puente de calle Matienzo, en Guaumallén, las estrellas amarillas que llevan los nombres Agustín y Abril fueron pintadas nuevamente por su mamá, amigos y familiares.

Te puede interesar...

agustin y abril kruk 2.jpg
La mamá de Abril y Agustín volvió a pintar las estrellas amarillas

La mamá de Abril y Agustín volvió a pintar las estrellas amarillas

"Con mucho dolor, con el alma rota y el corazón hecho trizas, sigo homenajeándolos y pidiendo Justicia", expresó Carla en el momento de recordar el peor día de su vida sobre el puente donde ella y sus hijos fueron atropellados en la tarde del 14 de diciembre de 2018, cuando regresaban a su casa entre cantos y risas, felices luego de jugar en una plaza.

Desde aquel momento, sobre las rejas del puente, hay fotos de los hermanitos, juguetes, flores, que hacen recordar a todos los que circulan por allí la tragedia que quedó marcada en ese lugar.

El homenaje se realizó con la canción "A mi manera" de fondo, mientras Carla manifestó: "Estamos a horas del accidente donde perdieron la vida mis dos hijos Agustín y Abril, en este mismo lugar ellos perdieron la vida y yo también me fui con ellos en ese momento".

agustin y abril kruk 3.jpg

La tragedia

El fatal hecho ocurrió en la tarde del 14 de diciembre de 2018, cuando Carla Pagliaricci y sus hijos Agustín y Abril Kruk caminaban por Costantera en el cruce de calle Matienzo, de Guaymallén.

abril y agustin kruk

En ese momento, por el puente cruzaba un camión Iveco a paso de hombre. Al mismo tiempo, un VW Gol al mando de un hombre alcoholizado, circulaba por calle Matienzo en contramano.

A todo esto se sumó José Caccia en su Ford Fairlane, quien circulaba por Costanera hacia el Norte a gran velocidad, y a pesar de ver el camión y el VW Gol, decidió acelerar para pasar por entre medio de los dos vehículos.

Como consecuencia de esa peligrosa maniobra atropelló a Carla y a sus hijos Abril y Agustín. La mujer sufrió graves heridas, especialmente en sus piernas, mientras que sus hijos quedaron internados en el Hospital Notti en muy grave estado por las lesiones que sufrieron, y pocos días después murieron.

Por este tremendo hecho quedó imputado solo José Caccia, quien lleva 2 años detenido, y en noviembre el juez Sebastián Sarmiento dio una prorroga extraordinaria para la prisión preventiva del acusado, mientras se espera que la Corte resuelva el pedido de elevación a juicio del fiscal de Tránsito Fernando Giunta.