Policiales
La violación y homicidio de Mayra Tarifa, ocurridos en Junín, parecen estar destinados a sumarse a la lista de crímenes impunes del Este: hay un sólo detenido y las pruebas son escasas.

¿Habrá Justicia para Mayra?

Por UNO

JUNÍN– La violación y homicidio de Mayra Tarifa (15), ocurrido hace 14 meses, parece estardestinado a sumarse a la lista de los crímenes impunes de la zona Este. La estudiante del distrito

Rodríguez Peña fue atacada cerca de las 14.30 del 25 de marzo de 2009 cuando se dirigía al colegio

San Martín Labrador, de Barriales, y a más de un año del hecho sólo hay un detenido que está

acusado de haber tenido una participación secundaria en el hecho. Para colmo, las pruebas que hay

en su contra son escasas y temen que cuando el expediente llegue a juicio no alcancen para una

condena.

Luis Martínez (29) es un remisero que vivía cerca de la casa de la familia Tarifa y que había

trabado trato con ellos unos 2 años antes del crimen, cuando les daba un curso bíblico de los

Testigos de Jehová.

Principalmente había tenido contacto con Mayra y con un hermano menor.

Según Lydia Sánchez, la madre de Mayra, el hombre había tenido algunas actitudes que no les

gustaron mucho a los padres de la adolescente y le pidieron que no regresara más.

Martínez fue detenido unas semanas después del crimen. Cuando fue demorado por la policía el

hombre habría tenido en su Volkswagen Gacel algunos DVD con material pornográfico y en su celular

habrían detectado imágenes de prácticas sexuales violentas. Sin embargo no había en esos elementos

nada vinculado con Mayra y su muerte, por lo que no fueron incautados.

Luego se le practicó un examen de ADN, pero su código genético no era el mismo que se había

extraído del semen descubierto en el cadáver de Mayra.

Lo único que vinculó a este hombre con el crimen fue la declaración de una mujer que dijo que

ese día pasó por la parada del colectivo en el horario en que la chica debía bajarse allí. La

testigo dijo en el Primer Juzgado de Instrucción que vio el auto y al detenido charlando con una

chica, que esta chica era de aspecto norteño y que parecía estudiante, pero no pudo asegurar que

fuera Mayra.

Martínez hoy está detenido en la delegación Investigaciones de la zona Este, aislado y sin

que de sus declaraciones se haya podido orientar la pesquisa hacia los autores materiales de la

violación y el asesinato.

La policía no ha olvidado el caso y sigue investigando, sin embargo la pesquisa ha girado en

círculos y no ha podido reunir ningún elemento esclarecedor.

Ni siquiera el ofrecimiento de recompensa por parte del Ministerio de Seguridad ha ayudado a

echar luz en el caso.

Dejá tu comentario