Policiales Viernes, 2 de noviembre de 2018

Gustavo Seré dijo que su detención fue una "cuestión política"

En su primer día en la calle, luego de un año y medio preso injustamente por un crimen que no cometió (el de Emir Cuattoni), sostuvo que irá contra todos los responsables de su detención.

"Desde que me desperté pensé que era un sueño", aseguró Gustavo Seré, quien pasó un año y medio preso acusado del homicidio de Emir Cuattoni (15), pero que la Justicia absolvió debido a que se comprobó que no tuvo nada que ver con el hecho ocurrido el 17 de abril de 2016 en el parque Benegas, de Godoy Cruz.

En sus primeras horas de libertad, Seré apuntó a que su detención, un año y 3 meses después de la muerte de Emir, fue por una "cuestión política".

"Mi defensa fue muy eficaz y por eso nunca se podía elevar la causa a juicio. Me tenían que dar la libertad, pero si no encontraban a un culpable, supongo que lo mismo me hubiesen condenado porque la Justicia no iba a dejar impune este caso de Godoy Cruz porque es una cuestión política, supongo", dijo Seré a Radio Nihuil.

El jueves en la mañana el empresario acusado y preso, fue absuelto y liberado luego de la detención de otras dos personas que serían los responsables del crimen de Cuattoni. Se trata de Dionisio Nazar Elmelaj, y su hijo Santiago, quienes ahora son investigados por el hecho.

Gustavo Seré quedó en libertad. Foto: Horacio Altamirano / Diario UNO.
Gustavo Seré quedó en libertad. Foto: Horacio Altamirano / Diario UNO.

"El procurador adjunto Nazar fue quien ordenó mi detención un año y 3 meses después de la muerte del chico y habría que preguntar por qué se cambió de fiscal, por qué no andaban las cámaras, y por qué cuando el chico estuvo internado nadie investigó nada", sostuvo.

Gustavo Seré, quien daba la entrevista sentado al lado de su hijo en la puerta de un negocio, aseguró que a la familia Cuattoni no la conocía: "No los conozco, ninguna relación. Los conocí cuando fueron a hacerme un piquete a la puerta de mi negocio, con Canal 7, que me escracharon socialmente, sin tener idea ni ir a mirar un expediente, ni nada".

Agregó: "Estoy absuelto, me explicó mi abogado, que no es que esté libre, sino que por esta causa no me pueden volver a llamar en la vida".

Se refirió a los dos testigos que lo señalaron como autor del crimen de Emir: "Rubén y David Martínez. Un pibe por el que a mí me imputan que tiene 19 años, es adicto desde los 13 años, en situación de calle, que estuvo en el Cose bastante tiempo, que las pericias psiquiátricas y psicológicas le dieron mal, y por esos dos testigos me imputan".

Gustavo Seré quedó en libertad. Foto: Horacio Altamirano / Diario UNO.
Gustavo Seré quedó en libertad. Foto: Horacio Altamirano / Diario UNO.

Indicó que en la audiencia del jueves la fiscal de Homicidios Claudia Ríos pidió la captura para los dos testigos e indicó que pediría una pena de 10 años y 8 meses por falso testimonio.

"Deberíamos esperar la declaración de ellos. Ahora que está tan de moda el arrepentido, quizá tienen un abogado o quizá les doy a mis abogados y en vez de 10 años, que les den 4 o 5, pero que digan quién les pagó".

Además, aseguró que hará demandas penales, civiles y "contra los cargos políticos que correspondan" por el año y medio que estuvo preso a pesar de haber sido inocente.

Dijo que tiene la contención y el amor de su hijo, su familia y sus amigos, como también de los muchos de mensajes que le llegaron de la gente que siempre lo apoyó y lo conoce. "Somos una familia de trabajo, que venimos de abajo, que todo lo hicimos trabajando".

Expresó que no tiene resentimiento, que quiere pasar esta etapa cuanto antes, dar vuelta la página lo más rápido posible y seguir para adelante, "ya estamos pensando en trabajar".

Sobre la familia Cuattoni dijo que todavía ve al padre de Emir "muy irónico, a él sí lo noto con mucho resentimiento. En cambio, la mamá creo que estaba en paz. Ya se encontró el arma y soy muy creyente en Dios y creo que le haya devuelto la paz. Al hombre lo noto muy frío todavía".

Más noticias