Pamela Ayala tenía 28 años cuando este sábado un asesino decidió ponerle fin a su vida. La joven intentó defenderse, se resistió pero no pudo salvarse de ser estrangulada y asesinada de un disparo en la nuca.

El hecho ocurrió el sábado por la noche en la localidad de Lomas de Zamora, en Buenos Aires. La joven fue interceptada en calle Andrés Bello, entre Rawson y Puerto Argentino.

Te puede interesar...

El responsable se bajó de un auto y la sorprendió en el ataque. Los investigadores creen que le quiso robar su celular aunque también investigan una posible venganza.

Lo concreto es que el hombre la atacó, la estranguló y le disparó en la nuca para luego subirse al vehículo, huir y dejar a la joven desangrándose.

Cuando Pamela Ayala fue encontrada aún estaba con vida. Pero en el hospital no pudieron hacer mucho por ella y la joven murió el domingo.

"Tenía una uña levantada", manifestaron los investigadores. Señal de que la joven se resistió.

“Todavía no caigo, no lo puedo creer”, escribió su mamá en las redes sociales. “El viernes me diste un abrazo como si fuera el último, y así fue”, se lamentó la mujer.

La causa quedó caratulada como homicidio y el asesino todavía se encuentra prófugo.