Tiene siete años pero su corta edad no impidió que comprendiera lo que ocurría en su casa y harto de los abusos, se expresara al respecto.

Todo ocurrió en la madrugada del jueves en una casa de Santiago del Estero. El dueño de casa y padre del chico llegó a la vivienda en estado de ebriedad y le exigió a su pareja mantener relaciones sexuales.

Te puede interesar...

Ella intentó negarse. El estado de su marido no se soportaba y además, el niño de siete años y su hermanita se encontraban durmiendo a su lado.

Entonces, el hombre tomó un cuchillo y se lo apoyó en la garganta mientras amenazaba con matar a todos. Luego abrió una garrafa con la idea de cortar la manguera con el cuchillo.

Fue en ese momento que apareció el niño de siete años frente a ellos. "No le pegues más, estoy cansado, me quiero morir". Poco después salió a la calle a pedir ayuda.

En medio de todo, la mujer también intentó huir con su otra hija pero el hombre la golpeó en la cabeza hata que la mujer finalmente pudo escapar a lo de una vecina y llamar a la Policía.

No es la primera vez que era golpeada por su esposo. La última vez le quisieron dar un botón antipánico pero sin celular no pudo activarlo.