Policiales Martes, 28 de agosto de 2018

Estafas en un Rapipago: hay 40 denuncias y le prohíben salir del país a la dueña

La Justicia se encuentra en los primeros pasos por el caso ocurrido en el local ubicado en la Cuarta Sección. Las víctimas dicen que abonaron el dinero pero no se efectuó el pago de las facturas.

La Justicia ya recibió casi medio centenar de denuncias sobre la presunta estafa que cometió la dueña de un Rapipago ubicado en la Cuarta Sección. El caso se destapó este martes y se espera que aumente el número de damnificados.

Todo comenzó el viernes pasado en el local ubicado dentro del supermercado Vea de Santiago del Estero y San Martín. Se trata de un lugar para efectuar el pago de boletas que es bastante concurrido, sobre todo por personas que viven en las inmediaciones.

Tal como han comentado las víctimas y se confirmó luego en los relatos de las denuncias, tenían una relación de confianza con la propietaria, quien ha sido identificada como Elizabeth Pastor. La familiaridad era tal que a veces los clientes le entregaban el dinero para el pago de los servicios o impuestos el cual se realizaba después. Esto es porque, según decían las personas que atendían, el sistema fallaba o la factura no estaba actualizada. A cambio, la propietaria les entregaba un papel con marca de agua de Rapipago y que, a puño y letra, decía el monto que habían recibido y el motivo del pago.

Sin embargo, desde el viernes hasta hoy varios clientes se dieron cuenta que los servicios no habían sido abonados. Cuando se acercaron a reclamar ese día, el negocio había cerrado.

La desesperación de las víctimas fue tal que realizaron una reunión en el supermercado en el transcurso de la mañana este lunes y participó personal policial de la División de Delitos Económicos. Según trascendió, en algunos casos pagaron hasta 14 mil pesos en efectivo que no se acreditaron.

Algunos de los investigadores policiales se animaron a adelantar que la cifra de los pagos no efectuados podría superar el millón de pesos.

Ya con más de 40 denuncias efectuadas, el fiscal de Delitos Económicos Santiago Garay comenzó a investigar el caso y como medida preventiva dictó una prohibición para salir del país para la sospechosa, quien todavía no se ha presentado ante las autoridades.

Los próximos pasos serán continuar recibiendo denuncias y establecer si se trata de un delito de estafa. Vale aclarar que en este caso, para evitar el proceso penal la mujer puede llegar a una solución del conflicto con las víctimas devolviendo el dinero.