Policiales Viernes, 30 de marzo de 2018

Es el mismo hombre quien asaltó y violó en las casas de dos ancianas

Los hechos ocurrieron en la misma zona y con pocos días de diferencia. El análisis genético arrojó que se trata de la misma persona. No está identificado.

Lo que sospechaban los investigadores se terminó convirtiendo en una realidad: las pruebas científicas comprobaron que dos hechos de asalto y abuso sexual en casas de ancianas fueron cometidos por el mismo sujeto.

Los pesquisas que estaban investigando los casos ocurridos a pocos kilómetros de distancia y con escaso tiempo de diferencia ahondaban la hipótesis de que el mismo abusador los había protagonizado.

Es que las circunstancias eran similares. En cuanto al modus operandi, el atacante ingresó a las propiedades saltando al patio trasero y violentando una de las puertas, amenazó a las víctimas con un arma, las accedió carnalmente y huyó con algunas pertenencias. Con respecto a las víctimas, ambas dueñas de la vivienda son ancianas -aunque en el segundo caso fue abusada la mujer que cuidaba a la propietaria-.

Policía Científica y el Cuerpo Médico Forense (CMF) lograron rescatar rastros genéticos del abusador en ambas intervenciones. Al ser comparados, surgió que se trata del mismo ADN y así se confirmó la principal sospecha de las autoridades.

Sin embargo, fuentes ligadas al caso comentaron que están lejos de poder identificar al agresor sexual.

Al confirmarse ese dato, la segunda causa que estaba a cargo del fiscal de Delitos Sexuales Gustavo Stroppiana se acumuló a la primera, a cargo de su par Virginia Rumbo, quien ahora impulsa ambos expedientes.

Violador serial

El 24 de febrero pasado fue la fecha del primer hecho que registraron las autoridades. En una casa ubicada la Segunda Sección de Ciudad, a metros de la Costanera, irrumpió un solitario ladrón con un arma blanca.

La víctima, de 76 años, fue reducida por el agresor y abusada sexualmente. El hombre tomó algunas pertenencias y huyó.

Pocos días después, en la madrugada del 9 de marzo, ocurrió una situación similar en una casa ubicada del lado de Guaymallén, a menos de 20 cuadras del primer caso.

En este caso el atacante utilizó un arma de fuego y abusó de la empleada doméstica -57 años- que cuidaba a la anciana. Luego se llevo un teléfono celular y dinero en efectivo.