Diario Uno > Policiales > Diego Aliaga

Encontraron un cuerpo en Lavalle y podría ser del empresario Diego Aliaga

Un cuerpo fue hallado en Lavalle y se intenta establecer si se trata del empresario desaparecido Diego Aliaga 

En la tarde de este jueves, un cuerpo fue hallado en Lavalle y se intenta establecer si se trata del empresario desaparecido Diego Aliaga (51), quien desapareció hace casi un mes y medio.

Según las primeras informaciones, el dato habría llegado por parte de un testigo que podría ser imputado en las próximas horas.

Te puede interesar...

El cuerpo del hombre, que fue encontrado solo en ropa interior, presentaba un avanzado estado de descomposición que coincidiría con la fecha en que fue visto el empresario Aliaga por última vez.

Diego-Aliaga-busqueda.jpg

Caso Aliaga

El 28 de julio pasado, Diego Aliaga salió con una mujer de su casa ubicada en el barrio Palmares. Manejaba una camioneta que le había prestado un vecino.

Investigación caso Aliaga.

El hombre se iba a reunir con su socio, Diego Barrera, en una propiedad adquirida en Rodeo de la Cruz. Pero nunca volvió. Horas después, a su hermano le pidieron por teléfono una importante suma en dólares para volver a verlo con vida, pero los supuestos secuestradores nunca volvieron a llamar.

Incluso, personal de Investigaciones realizó a mediados de esta semana una búsqueda con perros en ese inmueble para tratar de detectar algún rastro de Aliaga. Pero los resultados fueron negativos.

Investigación caso Aliaga.

Según captaron las cámaras de seguridad, Barrera regresó en la misma camioneta a la casa de Aliaga y estuvo algunos minutos en el interior de la propiedad, donde aún no se sabe qué estuvo haciendo o si buscaba algo en particular. Eso lo convirtió en el principal sospechoso y terminó detenido en la noche del lunes, junto a su pareja y los dos hijos de ella.

La familia de sospechosos pidió su excarcelación en las últimas semanas pero la Justicia les denegó ese recurso.

Entre otros argumentos, el juez consideró que ha pasado poco tiempo desde la detención -un mes aproximadamente-, que existe peligro de fuga o entorpecimiento de la causa y que el hecho investigado es grave y arriesgan una condena de varios años de cárcel -de 10 a 25-.