Caso impune de 2006

El sospechoso del doble crimen Piottante-Libedinsky quedó a un paso de andar libre por la calle

La jueza Pietransata decidió que sea un juez de Garantías quien trate la situación de Mauricio Suárez, prófugo y único sospechoso del doble crimen Piottante-Libedinsky. También le ordenó a la fiscal del caso que archive el expediente iniciado hace 16 años

La Justicia ordenó que la fiscal Claudia Ríos archive el expediente por el doble crimen Piottante-Libedinsky y que un juez de Garantías resuelva el levantamiento de las medidas pendientes sobre el único sospechoso, Mauricio Suárez, quien está prófugo hace 16 años.

Este procedimiento, dispuesto durante este jueves por la magistrada María Cristina Pietrasanta, llevará por lo menos un mes en concretarse.

La audiencia se desarrolló en el Polo Judicial a instancias del abogado Martín Ríos -defensor de Suárez-, que había solicitado la prescripción de la acción penal y que se dejen sin efecto el pedido de captura y demás medidas judiciales y policiales vigentes sobre su cliente.

Mauricio Suárez-Caso Piottante
Mauricio Suárez, fue el único sospechoso del doble crimen Piottante-Libedinsky.

Mauricio Suárez, fue el único sospechoso del doble crimen Piottante-Libedinsky.

TE PUEDE INTERESAR: Detención del jefe de la Policía Federal de Mendoza: tenía más de 20.000 dólares en su oficina

El sospechoso del doble crimen Piottante-Libedinsky

El viernes 26 de agosto, las partes hicieron sus planteos y se pasó a cuarto intermedio hasta este jueves a las 9.40.

Mauricio Suárez no se presentó y hasta que la Justicia de Garantías resuelva en su favor seguirá sin poder circular libremente. Se especula que desde 2006 ha vivido en otras provincias o en Chile.

A 16 años y 2 meses del trágico episodio, nadie podrá ser detenido ni juzgado porque la prescripción por el paso del tiempo ya está vigente.

El caso

Flavio Piottante y Estrella Libedinsky fueron asesinados en el consultorio del primero, en calle Barcala 484 de Ciudad.

La escena. El consultorio de Piottante. Allí lo mataron a él y a su paciente.
La entrada a la escena del doble crimen Piottante-Libedinsky en julio de 2006.

La entrada a la escena del doble crimen Piottante-Libedinsky en julio de 2006.

Él recibió dos disparos de arma de fuego; ella fue ahorcada con una soga. Ambos fueron desfigurados a golpes. En la escena hubo lucha y las víctimas se defendieron.

Los cadáveres fueron encontrados por la madre de Piottante el 13 de julio a la mañana.

La sospecha sobre Suárez se instaló poco después, cuando se supo que Piottante mantenía una relación amorosa con su ex esposa, Andrea Troncoso.

La hipótesis de la venganza por despecho fue reforzada por dos hechos posteriores: Suárez se fugó cuatro días después del doble crimen y su celular fue detectado -por peritajes técnicos- en inmediaciones de Barcala 484 antes, durante y después del drama, por lo que se descuenta que estuvo en la zona.

Esa fue la única teoría de los investigadores judiciales y policiales.

La fuga de Suárez facilitó que jamás se cotejaran muestras de ADN halladas en la escena del doble crimen, especialmente debajo de las uñas de Libedinsky.

TE PUEDE INTERESAR: Condenaron a las médicas a 2 años por la muerte de Guadalupe Codes pero continuarán libres