Diario Uno Policiales Femicidio
Horror en Tucumán

El peor final para Rocío: carbonizaron los restos y los esparcieron en varios lugares

La Justicia no podrá determinar cómo fue asesinada la niña de 4 años ni si sufrió un abuso sexual previo a ello o no. La quemaron y trituraron tras el femicidio

Por UNO

(Editado por Analía Doña) Rocío Milagros Rojas fue asesinada. Los restos encontrados carbonizados en varios lugares de La Reducción, Tucumán, son de la niña de 4 años que había sido reportada como desaparecida por su madrina. Los investigadores no podrán determinar cómo fue el femicidio ni si sufrió o no un abuso sexual.

Las peores sospechas se confirmaron: los peritos determinaron que la niña tucumana que era intensamente buscada fue asesinada y creen que los acusados quemaron su cadáver en al menos dos lugares diferentes.

Seguir leyendo

La Gaceta de Tucumán informó que los pesquisas sospechan que los restos que quedaron tras la combustión fueron triturados por los asesinos, que a su vez desparramaron las cenizas en un pozo y a orillas del Río Colorado.

femicidio rocio milagros rojas.jpg
El peor final para Rocío Milagros Rojas: carbonizaron los restos y los esparcieron en varios lugares. No se sabra cómo fue el femicidio.

El peor final para Rocío Milagros Rojas: carbonizaron los restos y los esparcieron en varios lugares. No se sabra cómo fue el femicidio.

Si bien quisieron ocultar los rastros del macabro crimen, una declaración de un familiar, huellas de motocicletas y restos óseos hicieron saltar a la luz la estremecedora maniobra.

Los huesos que fueron hallados debajo de un puente del Río Colorado aún no se sabe si son o no de la pequeña pero serán sometidos a análisis.

Lo que no se podrá llevar a cabo será la autopsia, dado que los restos de la niña fueron hechos cenizas. Así, no se conocerá, salvo confesión de parte mediante, cómo fue el final de la pequeña de 4 años, qué pasó aquel mediodía y si medió o no abuso sexual, como en un principio creyeron los investigadores.

A pesar de ello, el fiscal Ignacio López Bustos tiene suficientes elementos para imputar a los tres detenidos de la causa por homicidio agravado por ensañamiento por la participación de dos o más personas y por femicidio.

Se trata de la madrina de la niña, María Carolina Graneros de 37 años, su pareja de 36 y su yerno de 21.

Rocío Milagros Rojas vivía con los detenidos en Lules, Tucumán. Había sido separada de su madre, presuntamente por las condiciones de vulnerabilidad en las que vivía, y dada en guarda a su madrina. El fiscal investiga también estas circunstancias.