Estuvo casi dos meses alojado en la penitenciaría. Recuperó su libertad, pero si no quiere volver a perderla deberá definir cómo devolverá todo el dinero que obtuvo producto de múltiples estafas que cometió durante casi 10 años.

Andrés Sarmiento pasó de tener aires de lujoso empresario a estar privado de su libertad. El 24 de diciembre pasado, la fiscal de Delitos Económicos Susana Muscianisi ordenó su detención. Tenía en su haber aproximadamente una docena de imputaciones bajo el delito de estafas.

Te puede interesar...

El jueves pasado decidió pasar por un juicio abreviado. Andrés Sarmiento admitió haber cometido todos los hechos y pactó con la fiscal una pena de 3 años de prisión en suspenso, por lo que quedó en libertad. Pero no todo es color de rosas. Deberá cumplir con ciertas condiciones para no pasar a cumplir la condena en la cárcel.

Además de las reglas típicas -no cometer nuevos delitos y prohibición para salir del país-, Andrés Sarmiento deberá devolver toda la plata que le sustrajo a las 19 víctimas de sus estafas. Según detallaron fuentes judiciales, tiene un plazo hasta el 31 de marzo para detallar cómo será la ingeniería económica de la devolución.

El plan de pago podrá perdurar durante un año y medio y deberá pagar la totalidad del dinero, más los intereses correspondientes.

El Madoff mendocino

Andrés Sarmiento simulaba ser un empresario lujoso. Ostentaba la propiedad donde vivía en calle Perú y también sus vehículos. Decía que había sido gerente de importantes empresas de electrodomésticos, que tenía negocios con clínicas privadas y que realizaba traslados jerárquicos.

Con esto se ganaba la confianza de personas de su entorno y los convencía de que le entreguen dinero en efectivo para realizar negocios: venta de artefactos o reventa de hierros. Claro, las transacciones nunca prosperaban y la plata jamás volvía a las víctimas.

Por su forma de operar, el hombre fue apodado el Madoff mendocino en referencia al estadounidense que fue condenado a 150 años de cárcel por una megacausa de estafas piramidales donde recaudó 65.000 millones de dólares.