Policiales Lunes, 21 de mayo de 2018

El juez que sobreseyó a los rugbiers defendió su fallo

Aseguró que no pudo reconstruirse si la joven negó o dio el consentimiento para que ocurrieran los hechos denunciados.

David Mangiafico es el juez del Juzgado de Garantías que sobreseyó a los cinco rugbiers que habían sido acusados de abusar de una joven durante una fiesta ocurrida en diciembre de 2016.

Según el magistrado, el problema central es que no pudo reconstruirse si existió, o no, consentimiento por parte de la joven y que esto no se podrá resolver en el futuro.

El magistrado, en declaraciones a La Red Mendoza, defendió su sentencia asegurando que: "en primera instancia, que consumieran alcohol en exceso quedó acreditado, En segunda instancia, el problema central en los abusos es la falta de consentimiento cuando la víctima es mayor de edad, como en este caso. Eso no pudo reconstruirse, si existió o no consentimiento de parte de la víctima. Nosotros hemos afirmado que esto no se ha podido demostrar y que no existen posibilidades en un juicio oral de que pueda demostrarse", explicó.

"Lo que ha sucedido en este caso, por las particularidades del relato de ella, es que ella no manifiesta no haber prestado el consentimiento sino que no recuerda lo que sucedió. Hay aspectos de esa fiesta que sí recuerda, los peritos que han intervenido expresan que resulta poco probable que se generen perdidas temporales de conciencia de manera tan repentina con el volumen de alcohol que la supuesta víctima y que los chicos jugadores de rugby dicen haber consumido", señaló el juez.

No obstante, Mangiafico reconoció que su fallo, y teniendo en cuenta la trascendencia del caso, provocó varios detractores, muchos de los cuales se manifestaron a través de las redes sociales.

"Entiendo la percepción de la sociedad y nosotros los jueces nos tenemos que acostumbrar a estas lecturas ambivalentes", señaló al respecto.El caso

El 23 de diciembre de 2016, en la Oficina Fiscal 15 de Carrodilla, una jugadora de rugby se acercó para denunciar que había sido abusada sexualmente. En su relato, la joven manifestó que horas antes acudió a una fiesta en una casa de un barrio privado en Chacras de Coria, donde el plantel de la Unión Rugby de Cuyo (URC) festejaba el campeonato nacional conseguido. La propiedad pertenece al mánager del equipo.

Entre ese rejunte de jugadores de distintos clubes de Mendoza, cuatro de ellos fueron imputados a mediados de enero tras el avance investigativo. También fue formalizado en el expediente el mánager, aunque con una calificación más leve. Otros dos jugadores también fueron imputados a fines de ese, aunque luego fueron sobreseídos.

En las prendas de ropa de la joven se hallaron rastros de semen que pertenecen a dos de los sospechosos, quienes declararon y admitieron haber tenido relaciones sexuales con la joven aunque dijeron que fueron consentidas.

Más noticias