Policiales Lunes, 5 de noviembre de 2018

El dueño de Golden Fest, condenado a 4 años de prisión efectiva

La audiencia duró apenas cinco minutos y al iniciarse Adrián Guirín pidió perdón a las víctimas y prometió pagarles.

Adrián Guirín fue condenado a 4 años de prisión efectiva en la Penitenciaría de Mendoza por estafar a 90 personas con su empresa de eventos Golden Fest.

El juez de Garantías Marcos Pereira validó el juicio abreviado, acuerdo al que habían arribado el fiscal de Delitos Económicos Santiago Garay y la defensa técnica del empresario.

La audiencia duró apenas cinco minutos y al iniciarse Guirín pidió perdón a las víctimas y por su hijo juró que les devolverá el dinero en la medida de sus posibilidades. "No tengo un peso", justificó.

El caso y las idas y vueltas

El dueño de Golden Fest fue acusado de haber realizado 95 estafas en cumpleaños de 15, casamientos y viajes de egresados.

El caso explotó a fines del 2016 en las redes sociales, con un centenar de personas escrachando al ahora condenado por incumplimientos en las fiestas que la empresa se había comprometido a realizar. Desde fallas en algunos detalles de la organización hasta eventos que directamente no se realizaron, le ponían el mote de estafador a este hombre oriundo de Neuquén, que en su provincia natal también tenía antecedentes de este tipo.

La Justicia empezó a acumular denuncias y se ordenó su captura. Guirín estuvo prófugo y fue atrapado el 29 de diciembre del 2016, en una casa de El Carrizal. Desde entonces, se encuentra detenido.

Las víctimas aseguraban que fueron estafadas por sumas que arrancaban en los 2.000 pesos y algunas llegaban a los $350.000.

Guirín había logrado obtener el beneficio de la prisión domiciliaria. Debía pagar una fianza de medio millón de pesos y utilizar una pulsera de GPS provista por el Servicio Penitenciario.

Sin embargo, finalmente se le negó la posibilidad porque la pericia psicológica le dio negativa. Los especialistas determinaron que el procesado es manipulador y que era poco probable que se sujetara al proceso. Un dato no menor es que Guirín estuvo prófugo antes de su arresto, por lo que la Justicia entendió en su momento que existía riesgo de fuga y entorpecimiento de la causa.

Ahora fue condenado a 4 años de prisión efectiva en la Penitenciaría de Mendoza por estafar a 90 personas, dado que en junio el dueño de la empresa Golden Fest adminitó las estafas, en el inicio del juicio abreviado y llegó al acuerdo por los 4 años de prisión efectiva.

Más noticias