Insólito

El desopilante relato de una mujer detenida borracha por la Policía: "Tomé como cualquier domingo"

Manejaba su auto por Luján y cayó a una acequia. Buscó una camioneta para sacar el auto y volvió a caer a la acequia. La Policía constató que estaba borracha

Por UNO

Una mujer de 47 años protagonizó dos accidentes nunca antes vistos luego de caer con un auto dentro de una acequia y minutos más tarde le ocurrió lo mismo con una camioneta. La Policía le hizo un test de alcoholemia que dio positivo. Le preguntaron si había estado bebiendo y respondió: "Como cualquier domingo", pero no se percató que es lunes.

El desopilante hecho ocurrió en la mañana de este lunes, cuando una mujer circulaba en su Renault Sandero por calle La Puntilla y Embalse Potrerillos, en un tranquilo barrio de Luján. La conductora perdió el control de su auto y cayó a una acequia.

Intentó sacarlo, pero no pudo y se fue del lugar. Minutos más tarde regresó con una camioneta Ford Ranger para sacar el Sandero, pero volvió a hacer una mala maniobra y terminó de nuevo dentro de la misma acequia.

accidentes en mendoza lujan 2.jpg
La mujer de 47 años metió su auto en una acequia, fue a buscar una camioneta para sacar el auto y cayó nuevamente a la misma acequia.

La mujer de 47 años metió su auto en una acequia, fue a buscar una camioneta para sacar el auto y cayó nuevamente a la misma acequia.

►TE PUEDE INTERESAR: Una turista estadounidense recuperó la moto que le habían robado en un hostel en Mendoza

Ella misma llamó al 911 para que la auxiliaran y en pocos minutos llegó la Policía y personal de Tránsito de Luján. La escena era algo particular y no podían creer lo que veían. Le preguntaron a la mujer si estaba bien, quien aseguró que sí a pesar de haber caído sus dos vehículos dentro del canal de agua.

Por protocolo le hicieron un test de alcoholemia, el cual dio que tenía 1,15 gramos de alcohol en sangre, por lo que los efectivos le preguntaron: "¿Señora, usted tomó alcohol?", y para sorpresa de todos ella respondió: "Sí, como cualquier domingo".

Los policías y personal de Tránsito se miraron entre ellos, y alguno no pudo evitar reír, y le dijeron: "Pero hoy es lunes".

Debido a que cometió varias faltas en un mismo hecho y manejó dos autos borracha, decidieron retenerle el Sandero y permitir que un familiar se llevara la Ranger.