Policiales Lunes, 26 de junio de 2017

El colectivo debió pasar por el control de Gendarmería de El Sosneado

Allí los uniformados deberían haber detectado que el vehículo está inhabilitado. Gendarmería no informa si el control se hizo

Una hora antes de la tragedia que costó la vida a 15 personas, la mayoría niños, el colectivo en el que viajaban las víctimas pasó por el control de Gendarmería de El Sosneado, entre Malargüe y San Rafael, donde debería haber surgido que el vehículo no estaba habilitado para el transporte de pasajeros.

Sin embargo, no hay información oficial sobre si los gendarmes que estaban de turno en ese puesto en la fatídica tarde del dominto le hicieron el control correspondiente al ómnibus de la empresa Talcahuano.

Ante la consulta de este diario, en el Escuadrón 29 de Gendarmería en el Este de San Rafael dijeron que debido al secreto de sumario dictado por la justicia no podían informar sobre si se hizo el control.

De haberse hecho el control deberían haberse encendido las alarmas ya que el vehículo había perdido su habilitación en diciembre, según informó este lunes la Comisión Nacional de Regulación del Transporte mediante un comunicado enviado a los medios.

En el mismo comunicado se informa que ambos choferes tienen la licencia de conducir en regla.

Ellos son Jorge Damián Pinelli, quien manejaba el colectivo y perdió la vida, y su padre, Jorge Pinelli, quien permanece internado en grave estado.

El accidente ocurrió el domingo la tarde cuando un contingente de niños de una escuela de danzas de Buenos Aires regresaba de un día de recreación en Las Leñas, luego de haber participado de un evento de baile en la Ciudad de San Rafael el sábado por la noche.

Producción: Juan Quibar (juanquibar@gmail.com)

Más noticias