En julio

El asesino de Diego Aliaga será testigo en un juicio por jurados por el crimen de un prestamista en Maipú

Ya tiene fecha el debate oral y público por el asesinato del prestamista de Maipú Juan Carlos Fracchia (61), quien fue baleado a mediados de 2021

En la primera semana de julio se realizará un debate por una causa judicial muy esperada ya que investigó el asesinato de un prestamista de Maipú que habría sido cometido por un sicario a mediados de 2021. Pero el juicio no solamente tendrá interés por el hecho en sí, sino que también estará en la lupa de las autoridades ya que uno de los testigos es Diego Barrera, condenado por el asesinato de Diego Aliaga.

La Justicia fijó que del 1 al 5 de julio se realice el juicio por jurados por el crimen en Maipú de Juan Carlos Fracchia (61), un prestamista que fue encontrado baleado en su domicilio en julio de 2021 -ver más abajo-. Los sospechosos son Gustavo Luis Delgado (25) y Luis Gabriel Córdoba (47), el primero de ellos imputado como el sicario que concretó el homicidio mientras que el segundo sería el instigador, quien mandó a ultimar a la víctima fatal. Bajo esa teoría que buscará demostrar la fiscal de Homicidios Claudia Ríos, ambos arriesgan una potencial condena a prisión perpetua.

Delgado es sin lugar a dudas el más complicado en el expediente. En el lugar del hecho se encontraron una mochila y una gorra que tenían sus rastros genéticos. Incluso él mismo admitió haber cometido el asesinato de Fracchia. Pero la discusión durante el juicio girará en torno al móvil del crimen en Maipú.

Juan Carlos Frachia.jpg
Juan Carlos Fracchia, el prestamista de Maipú asesinado.

Juan Carlos Fracchia, el prestamista de Maipú asesinado.

La Fiscalía sostiene que Delgado fue enviado por Luis Córdoba, quien tenía una deuda de aproximadamente 200 mil pesos con la víctima fatal. Si bien Córdoba y Fracchia eran amigos, la relación se fue rompiendo porque el prestamista de Maipú sospechaba que le había cometido algunos robos menores y hasta que ingresaba a su casa sin autorización para utilizar la pileta.

Incluso efectivos policiales declararon que cuando detuvieron al presunto asesino, confesó que lo mandó "el mecánico" y que le había prometido "un papa de dinero" por consumar el asesinato. Hasta aportó un papel que tenía en su billetera con el número de teléfono de Córdoba.

Días después se realizaron algunas intervenciones telefónicas donde detectaron que la familia de Delgado comenzó a enviarle mensajes y llamar al mecánico Luis Córdoba pidiéndole que le pague un abogado por la "boleta que le mandaste a hacer" y asegurando que si no lo hacía le iban a comentar la verdad a las autoridades.

► TE PUEDE INTERESAR: Caso Aliaga: prisión perpetua para Diego Barrera, su expareja y sus hijastros

La tesis defensiva es que Gustavo Delgado en realidad ingresó al domicilio de Fracchia para robarle dinero. En ese sentido declaró durante la investigación Diego Barrera, un nombre fuerte en el hampa ya que fue el asesino del aduanero Diego Aliaga y también un testigo clave en la causa contra el ex juez federal Walter Bento por el presunto cobro de coimas. Este hombre declaró que compartió pabellón tanto con Delgado como con Córdoba. El primero de ellos le aportó justamente esa versión del robo. En tanto que el segundo decía dentro de la cárcel que no tenía nada que ver con el asesinato.

Habrá que esperar a ver si sostiene esa versión en el juicio por jurados que realizará la primera semana de julio, antes de que comience la feria judicial de invierno. En caso de prosperar la visión de la Fiscalía, los sospechosos serán condenados a prisión perpetua bajo la calificación de homicidio agravado por el pago o promesa remuneratoria y por el uso de arma de fuego

Crimen en Maipú

El 14 de julio de 2021, una empresa de seguridad recibió la notificación de que estaba sonando la alarma de un domicilio ubicado en calle Ameghino al 460. Como no recibían contestación por parte del propietario, se comunicaron con su pareja. La mujer se dirigió al lugar e ingresó con ayuda de personal policial. Se encontraron con Juan Carlos Fracchia que estaba tirado sobre la cama, consciente, imposibilitado para moverse y con un disparo en la cabeza. El hombre quedó internado pero murió al día siguiente. Si bien en el lugar faltaba su teléfono celular, rápidamente los testigos reconstruyeron que el hombre era prestamista, que atendía en una oficina ubicada dentro de su domicilio y que tenía problemas con un mecánico por deuda de dinero y otros asuntos.

► TE PUEDE INTERESAR: El testigo estrella se arrepintió y dijo que declaró en contra de Walter Bento por orden política y del fiscal