Policiales Martes, 11 de septiembre de 2018

"Echen lo que puedan a los carritos", fue la orden para intentar saquear

Así comenzó el intento de asalto grupal al supermercado de San Rafael, cuyos responsables fueron condenados este martes. Fueron a robar con seis niños.

El intento de robo grupal al supermercado Átomo de San Rafael comenzó a las 19.50 del lunes 3 de septiembre con el ingreso de las seis personas condenadas este martes a tres años de prisión en suspenso.

Este grupo entró junto con seis chicos de entre 6 y 13 años, tomaron varios carritos y comenzaron a cargarlos de mercadería. "Echen todo lo que puedan", ordenó la mujer que lideraba la maniobra.

Según la acusación fiscal, intentaron llevarse productos por un total de 49.825 pesos

Luego traspasaron la línea de cajas pero en la puerta fueron interceptados por empleados del establecimiento, que bajaron las persianas, y llamaron a la Policía.

Como no pudieron salir, abrieron algunos de los productos que intentaban llevarse y empezaron a comérselos.

Además se pusieron agresivos con empleados y policías e instaron a las personas que estaban afuera a que rompieran todo. "Te vamos a matar vigilante cuatro ojos", fue una de las varias amenazas que lanzaron. También prometieron volver otro día a romper el lugar si no los dejaban salir.

La reina vendimial de la Ciudad, Agustina Tala, que quedó atrapada en el interior de la sucursal durante el hecho, posteó en su Facebook que "estuvimos alrededor de 1 hora sin poder salir por que tomaron el supermercado con 40 personas aproximadamente, incluyendo a los empleados".

Relató que "un grupo de mujeres y sus hijos pretendían pasar por arriba del cuerpo oficial con carros desbordados en mercadería, después de que llegó todo el barrio y empezaron a tirar piedrazos la tensión y el temor aumentó".

Además, consideró "gracioso" y "patético" el hecho que "la mujer líder de la banda les decía a los del barrio que entraran por arriba mientras comía una mortadela y le tiraba a los policías con botellas de gaseosa, les pegaban con cualquier elemento y les tiraban piñas".

Finalmente, cuando la situación pudo ser controlada, los que intentaron robar en grupo fueron detenidos pero siguieron generando disturbios y daños adentro del móvil policial que los llevó detenidos.