Policiales Jueves, 11 de octubre de 2018

Dos testigos por la muerte del carpintero complican a un detenido

El homicida quedará imputado por el fiscal de homicidios Gustavo Pirello, por el crimen de Juan Carlos Moya, en Guaymallén.

Dos mujeres que completaron en los últimos días ante la Justicia su declaración por el asesinato del carpintero Juan Carlos Moya, de 61 años, ocurrido en noviembre del año pasado en Guaymallén, permitió la detención de Pedro Omar Mercado.

El homicida quedará imputado por el fiscal de homicidios Gustavo Pirello, por el crimen de Moya, y pedirá la prisión preventiva de Mercado, meses después de haber sido liberado al haber dado negativa una ronda de reconocimiento.

Una de las mujeres que declaró, indicó que los sospechosos escaparon tras ejecutar al carpintero, y complicaron a Mercado.

El hecho

Juan Carlos Moya (61) fue asesinado el sábado 4 de noviembre cuando estaba en su casa de calle Gutemberg y Victoria, de Guaymallén, donde dos delincuentes llegaron supuestamente para pedirle un presupuesto para un trabajo de carpintería, ya que hacía los trabajos allí.

El hijo de Moya dejó pasar a los dos hombres creyendo en esta versión, pero una vez dentro de la casa uno de los ladrones lo amenazó a punta de pistola y el otro fue en busca de su padre, que estaba en la habitación.

A Juan Carlos le pedían $20.000 que había cobrado el día anterior por un trabajo. Él se resistió y en un forcejeo lo balearon en el abdomen y en la ingle, heridas que fueron mortales.

Su hijo también se trenzó con los asaltantes y pudo sacarles la pistola. Los corrió algunos metros y les disparó para detenerlos, pero desaparecieron por las inmediaciones.