Diario Uno > Policiales > Rugbiers

Dos rugbiers que golpearon a un joven van a juicio

Dos adolescentes, jugadores de rugby de un equipo cordobés, van a juicio acusados de golpear a un joven en una fiesta de egresados causándole múltiples fracturas

Dos rugbiers acusados de golpear a un joven en la provincia de Córdoba, luego de que éste les impidiera el ingreso a una fiesta de egresados a la que los imputados no estaban invitados, fueron elevados a juicio por los delitos de "violación de domicilio y lesiones leves en concurso real".

Según confirmaron fuentes judiciales, así lo decidió el fiscal de Instrucción del Distrito IV, Horacio Vázquez, quien acusó formalmente a dos adolescentes, ambos de 17 años, uno de ellos hijo de Facundo Soler, ex jugador de Los Pumas, y solicitó que se dicte el decreto de citación a juicio.

Te puede interesar...

El hecho ocurrió el 7 de diciembre pasado,m cuando los acusados fueron al domicilio de Ignacio Martínez Pascazzi, ubicado en barrio Lomas de La Carolina, en cuyo patio se desarrollaba una fiesta de egresados.

Allí, los acusados intentaron ingresar sin estar invitados a la fiesta y fue así que golpearon violentamente a Lautaro Insúa, de 18 años, quien estaba en el evento y al que le provocaron múltiples fracturas de tabique nasal y de pómulo.

Debido a las heridas sufridas en el rostro, Insúa tuvo que someterse a una cirugía reconstructiva, pese a lo cual la imputación a los rugbiers solo es por "lesiones leves".

Según se pudo determinar tras la investigación, los rugbiers acusados llegaron al domicilio en el que se realizaba el festejo junto a tres amigos en un auto Mini Cooper y entraron por el patio trasero, con el afán de unirse a la fiesta.

Insúa, uno de los participantes de la fiesta, comenzó a pedirles, mediante gritos e insultos, que se retiraran del lugar; mientras que uno de los acusados (M.S.) le pidió que se calmara y éste lo tomó de la remera, y comenzaron a forcejear.

En ese momento, M.S. le propinó a la víctima varios golpes de puño que impactaron en su rostro, lo que provocó la inmediata caída al piso de Insúa.

Por su parte, el otro acusado, comenzó a darle a Insúa patadas en su cuerpo, mientras M.S. continuaba arrojando golpes de puño en la cabeza del damnificado.

Tras ser separados por varias personas, los imputados se retiraron del domicilio en el auto en el cual habían llegado.

Como consecuencia de la agresión, Insúa sufrió traumatismo de cráneo y de macizo facial, edema malar bilateral, heridas contuso cortantes anfractuosos en ambas regiones malares, edema bipalpebral latezorinia izquierda, fractura de maxilar superior que comprometió la pared de ambos senos maxilares, piso de órbita, fractura con desviación de tabique nasal, fractura frontal de maxilar superior, edema de partes blandas en región malar y periorbitaria bilateral, lesiones de naturaleza traumática, de entidad grave, de tiempo curación e inhabilitación para el trabajo de más de 30 días, las cuales no pusieron en peligro su vida.

Los dos imputados jugaban en el Tala Rugby Club, de Córdoba, institución que tras darse a conocer el hecho repudió lo sucedido y suspendió a los jóvenes.

También la Unión Argentina de Rugby (UAR) emitió un comunicado, el pasado 8 de diciembre, en el que manifestó su repudio por lo ocurrido.