Policiales Miércoles, 22 de agosto de 2018

Domiciliaria para el hombre que mató al futbolista y escapó

Un tecnicismo pericial le brindó a Elías Gattás la posibilidad de volver a su casa o a otra vivienda que determine la jueza.

La juez María Vera se basó en dos conceptos para otorgarle la prisión domiciliaria a Elías Gattás, acusado de haber atropellado y matado al futbolista Kevin Disparti en San Rafael y haberse fugado del lugar del hecho.

El primero es un informe de Policía Científica en el que se determinó que la Renault Break que conducía no había excedido los limites de velocidad en el momento del impacto, y el segundo por ser padre de 6 hijos.

Víctima. Disparti murió atropellado por un conductor que huyó.
Víctima. Disparti murió atropellado por un conductor que huyó.

Vera le dio la derecha a la defensa, pero le rechazó la eximición de prisión, y confirmó la detención domiciliaria con pulsera electrónica.

Así lo informó el fiscal Javier Giaroli, que subrogó en la audiencia a la fiscal Andrea Rossi, quien tuvo a su cargo la investigación de la causa.

Un tecnicismo pericial le brindó a Gattás la posibilidad de volver a su casa o a otra vivienda que determine la jueza. Es que todo dependerá de las condiciones que tenga el lugar para instalar el sistema de seguimiento para el detenido.

En este contexto, el fiscal señaló que "hemos apelado la decisión y habrá una nueva audiencia ante el cuerpo colegiado que ratificará esa decisión o la rechazará".

Lo concreto es que cualquiera fuera el resultado las partes apelarán y hasta que no se resuelva el recurso Gattás permanecerá en prisión domiciliaria.

A criterio del Ministerio Público Fiscal, el sospechoso debería seguir preso. Giaroli consideró que "las pulseras son vulnerables y por el monto de la pena que arriesga (3 a 6 años) puede fugarse" y agregó que "la conducta del imputado ya se demostró tras el accidente cuando se escapó y la fiscal tardó 11 días en encontrarlo en su domicilio, donde escondió el auto".

En primera instancia al acusado se le impuso la detención en el penal de San Rafael y la decisión de la fiscal Rossi fue confirmada por el juez Claudio Gil.