Policiales Jueves, 5 de abril de 2018

Dicen que el único detenido por el crimen de Carletti está "deprimido"

Leonardo Hisa (57), imputado por haber instigado el crimen de su ex pareja Norma Carleti (59), declaró ante el fiscal Adrián Frick.

Leonardo Hisa (57), imputado por haber instigado el crimen de su ex pareja Norma Carleti (59), declaró ante el fiscal Adrián Frick y negó cualquier tipo de participación en el asesinato de la empresaria tunuyanina, quien murió tras recibir 55 puñaladas.

Según Daniel Sosa Arditi, uno de los abogados de Hisa, su defendido declaró por cerca de 40 minutos y llevaba consigo un "ayuda memoria" en donde se había anotado algunas pautas para no olvidarse de nada. "Es muy difícil hacer un relato", dijo el letrado.

"Él fue, declaró y no contestó preguntas. En primer lugar, negó tener todo tipo de participación en el hecho, negó haber mandado a matar a su esposa, aclaró que tenían una relación complicada con la división de bienes, pero que habían llegado a un acuerdo", afirmó el profesional. Dijo que en su declaración Hisa contó que él ya le había aceptado la última propuesta de división de bienes en virtud del ofrecimiento que Norma le había hecho.

Hisa fue así dando su versión de los hechos sobre cada uno de los argumentos por las cuales la fiscalía lo imputó por el delito de instigación al homicidio calificado por el vínculo, por la relación de pareja que lo vinculaba a Carleti.

Con respecto a la llamada que se produjo entre el celular de Juan Carlos Guerrero, padre de tres de los cuatro imputados, Hisa aclaró que mantenía con Guerrero una relación de trabajo desde hace muchos años, en la que había extrema confianza y que esa confianza ha sido honrada. "Le dejaban la llave de las casas, de los autos, se comunicaban prácticamente todos los días y varias veces al día, la comunicación del domingo era habitual para coordinar cómo iban a trabajar el lunes", comentó Sosa Arditi sobre lo que su cliente declaró ante la Justicia.

Agregó que Hisa aclaró que, pese a tener ese vínculo con Juan Carlos Guerrero, no tenía ningún tipo de vinculación con los tres hijos. "Los conocía de vista, sabía que eran los hijos, pero no tenía trato personal con ellos. Incluso sabía que uno tenía problemas con la Justicia", contó Sosa Arditi.

A Hisa se lo pudo ver notablemente deteriorado físicamente al presentarse a declarar. Su abogado expresó que está mal tanto física como anímicamente y que está depresivo.

El ex senador radical continúa detenido en la Seccional 18 de San Carlos y seguirá allí hasta que se resuelva el pedido de prisión domiciliaria que está pendiente. "Faltan pericias para ver si es posible otorgársela, tanto desde lo fáctico como desde lo jurídico. En lo personal creo que están dadas las condiciones", sostuvo el abogado. Al ser consultado sobre si Hisa está medicado con algún tipo de ansiolítico dado su estado anímico, dijo que su cliente está bajo tratamientos médicos, pero que desconoce qué medicación toma y con qué frecuencia.

Estrategia de la querella

Los querellantes de la causa apuntarán ahora a lograr la imputación de Juan Carlos Guerrero, padre de Kevin, Alexis y Ever, porque tienen la hipótesis de que era quien manejaba el Fiat 600 con el que los asesinos llegaron y luego huyeron de la casa de Norma Carleti.

Además, van a seguir el entrecruzamiento de llamadas entre Hisa y Emiliano Campos, su escribano, y también a Emiliano Tarco, que tenía vinculación con Hisa y con Campos. La hipótesis es que entre los tres habrían gestado la estafa de la empresa Las Lomas que aludía Norma Carleti. Mañana declarará el administrador de la empresa de Las Praderas y el martes que viene lo harán una empleada y la secretaria de Norma.

El caso: ya pasó un mes

Norma Carleti fue asesinada en su casa de Tunuyán la madrugada del lunes 5 de marzo. La necropsia determinó que recibió 55 puñaladas. La hipótesis del robo fue descartada casi de inmediato por los investigadores dado que no se llevaron ni dinero ni ninguna pertenencia de valor de la casa de la empresaria.

Hay cinco detenidos por el crimen. Los cuatro imputados por el delito de "homicidio calificado por ensañamiento" son los hermanos Kevin Guerrero, quien violó la prisión domiciliaria, Alexis Guerrero y Ever Guerrero, y Alexander Jira. Tres de ellos habrían sido vistos dentro del Fiat 600 en el que huyeron, mientras el otro se habría ido corriendo.

El 16 de marzo la fiscalía imputó por el delito de "instigación al homicidio calificado por el vínculo", a la ex pareja de Carleti Leonardo Hisa, quien sigue detenido.