Policiales
Los médicos detectaron que no hubo acceso carnal. El fiscal Juan Tichelli lo imputó de abuso sexual simple agravado por el vínculo.

Detuvieron e imputaron a un hombre en Colonia Bombal por el abuso de sus hijas de 10 y 11 años

Por UNO

El padre de dos niñas fue detenido e imputado por abuso sexual simple hacia ellas. Las venía sometiendo desde hacía tiempo en su vivienda, en Colonia Bombal, Maipú. El arresto del hombre, de 38 años, se produjo hace dos días –pero trascendió hace pocas horas– cuando una comisión policial concurrió hasta la casa, ubicada en un barrio precario, donde el sujeto convivía con su esposa, las dos niñas involucradas (de 10 y 11 años) y tres hijas más. La denuncia de estos abusos la radicó madre de las menores ante la reiteración de los hechos y porque la situación se volvía insostenible. El padre de las chicas trabaja en un galpón de empaque de la zona, donde fue detenido sin que ofreciera resistencia, ante la grave acusación que pesa en su contra. Luego fue llevado hasta la Oficina Fiscal Nº16, donde la ayudante fiscal Miriam Escudero le tomó declaración mientras era asistido por un defensor oficia. Pero se abstuvo de declarar. Mientras tanto, en estas 48 horas a partir de la denuncia, las pequeñas fueron sometidas a exámenes en el Cuerpo Médico Forense, donde los médicos constataron que no existió penetración. También se les realizaron pericias psicológicas, tras lo cual se reintegraron a su escuela. En cuanto al detenido, el fiscal de Luján-Maipú Juan Ticheli le imputó ayer a la tarde el delito de “abuso sexual simple doblemente agravado por el vínculo y la situación de convivencia” en más de un hecho. Por tal razón, le fijó una fianza efectiva de $5.000 o bien una personal de $10.000, que sólo puede ser rendida por un defensor particular. De no hacerlo, el sujeto seguirá detenido hasta que estas fianzas se rindan. Las menores relataron en la fiscalía la grave situación que se planteaba con la actitud de su padre hacia ellas. Para hoy está prevista una entrevista psicológica en el Cuerpo Auxiliar Interdisciplinario (CAI), con la presencia de la asesora de Menores, a los efectos de merituar la credibilidad de las menores. El hombre continúa detenido y cuando salga –por orden de Ticheli– deberá abstenerse de mantener todo tipo de contacto con sus hijas y el resto de la familia. A tal efecto, a partir de ahora debe fijar un nuevo domicilio y comunicárselo a las autoridades de la Oficina Fiscal Nº16. La defensora oficial que se hace cargo del acusado se opuso a la resolución del fiscal Ticheli. El magistrado puede raficarla o bien revocarla, con lo cual, si se mantiene en la primera posición, la causa recaerá en el Tercer Juzgado de Garantías de la jueza Alejandra Mauricio, quien deberá dirimir esta situación.

Dejá tu comentario