Al único sospechoso por el femicidio de Griselda Guerra (36), ocurrido en la jornada del viernes en la zona de La Favorita, lo estaban buscando por varios lugares pero no sabían que el hombre estaba internado en un hospital. Ahora quedó detenido a disposición de la Justicia.

Luis Benavides (40) era buscado desde la tarde-noche de ayer, luego que se encontraba el cadáver de la víctima del femicidio en Mendoza. Incluso la fiscal de Homicidios Claudia Ríos había ordenado un allanamiento en su domicilio, ubicado también en la zona de La Favorita, pero arrojó resultados negativos.

Seguir leyendo

La información llegó desde el Hospital Carlos Pereyra, donde se encontraba internado el hombre desde las últimas horas de ayer cuando tuvo síntomas de delirio e intentos de suicidio mientras se encontraba a bordo de un colectivo en la localidad de Blanco Encalada, Luján de Cuyo, según comentaron fuentes policiales.

Benavides ahora quedará a disposición de la investigadora del caso. De no mediar sorpresas, será imputado por homicidio agravado por mediar violencia de género -femicidio- y pasará a arriesgar una potencial condena a prisión perpetua.

También se espera que se realicen distintos cotejos en busca de encontrar una evidencia científica que conecte al sospechoso con el asesinato de la mujer.

griselda guerra 3.jpg
Griselda Guerra, otra víctima de un femicidio en Mendoza.

Griselda Guerra, otra víctima de un femicidio en Mendoza.

Femicidio en Mendoza

El cadáver de Griselda Guerra fue encontrado por un vecino de La Favorita que paseaba a sus perros por un descampado de la zona. El cuerpo presentaba fuertes golpes en el rostro y fue reconocido rápidamente por sus familiares gracias a las prendas que vestía.

La mujer había sido vista por última vez el viernes pasado cuando salió de su casa, ubicada en el barrio René Favaloro, hacia una despensa. La investigación se direccionó rápidamente hacia Benavides ya que existían antecedentes de violencia de género por parte de hombre. Incluso Griselda Guerra se había ido a vivir a San Juan debido a la situación que atravesaba.