Un hombre de unos 60 años fue atrapado en la Sexta Sección, de Capital, luego que los padres de una nena de 12 años detectaron que le mandaba mensajes y que le pedía que se juntaran.

Te puede interesar: El sensual topless de Ivana Nadal

El hecho ocurrió el 24 de septiembre pasado, cuando los padres de una nena de 12 años se acercaron a la Comisaría 6ª, de Capital, para denunciar un posible caso de grooming.

Relató que tomó el celular de su hija de 12 años, y al revisar su Whatsapp encontró mensajes de texto y audio de un hombre, en donde le decía que se encontraran, o le reclamaba que lo tenía abandonado.

La mujer no perdió tiempo, le preguntó a su hija quién era ese hombre, de dónde tenía su número, a lo que la joven de 12 años respondió que quizá lo sacó de su Facebook, ya que allí también lo tenía en sus contactos.

En base a lo que le contó su hija, y lo que ella pudo ver en Facebook, la mamá de la adolescente decidió hacerse pasar por ella y conversar con este hombre.

De esa forma, la mujer lo citó en una plaza de la Sexta Sección, y le dijo cómo iba a estar vestida para que él la reconociera.

Unos minutos antes de la hora pactada para el encuentro, la chica y sus padres fueron a la Comisaría 6ª donde hicieron la denuncia en la Oficina Fiscal 2 y pidieron ayuda a la Policía para detener al hombre.

 Embed      

A la hora acordada, la niña estaba sentada donde le habían indicado al hombre, mientras que sus padres y dos policías estaban en las inmediaciones.

La mujer tenía el celular de su hija y el hombre le escribió que cuando viera su auto, un Renault Clío negro, se acercara a su vehículo.

Además, no dejaba de expresarle que sería lindo conocerla, aunque esperaba que ella no le molestara que su edad, ya que podía ser su padre.

Cuando el hombre llegó al lugar, detectó que había dos policías, por lo que le escribió a su víctima diciéndole que lo esperara unos minutos más para dar una vuelta hasta que los efectivos no estuvieran en ese lugar.

Te puede interesar: Secuestró y violó a la hija de 4 años de un amigo

Pero ese mensaje fue leído por la madre de la chica, quien inmediatamente corrió hasta el auto y se le puso enfrente para impedir que pudiera escapar.

La mujer intentó abrir la puerta del conductor, pero no pudo, por lo que fue del otro lado, le sacó el celular y se lo entregó a uno de los policías.

Mientras tanto, el padre de la menor directamente lo golpeó en el rostro, mientras el hombre trataba de taparse y pedía perdón.

El hombre fue capturado allí mismo y trasladado a los calabozos de la Comisaría 6ª.

Seguir leyendo

Temas relacionados: