El fiscal Marcelo Solimine ratificó que el cuerpo del hijo de Antonio Grimau y Leonor Manso no presentaba golpes y que su muerte fue por neuminía.

Descartaron que el hijo de Grimau haya muerto por un "exceso de la Policía"

Por UNO

BUENOS AIRES, 14 mayo (NA) - La Justicia descartó hoy que Lucas Rebolini Manso haya muerto comoconsecuencia de un "exceso de la Policía" la noche de su internación y confirmó que el deceso del

joven en el Hospital Fernández de esta ciudad se produjo por una neumonía.

El fiscal Marcelo Solimine ratificó que el cuerpo del hijo de los actores Antonio Grimau y

Leonor Manso "no presentaba golpes" y agregó que quedó descartada la hipótesis de que Lucas haya

sido víctima de una represión policial cuando fue detenido, el 6 de febrero pasado.

"El cuerpo del fallecido no presentaba golpes y la causal de su deceso respondía a una

neumopatía", remarcó el letrado a través de un comunicado de prensa, luego de que se efectuara una

re-autopsia con la intervención de un perito de parte propuesto por los padres del muchacho.

En este sentido, indicó que se profundizó la pesquisa para dar con posibles testigos que

hubiesen presenciado aquella noche un eventual maltrato o represión policial.

Solimine dijo que la Fiscalía recolectó 24 declaraciones testimoniales y ninguna de ellas

corroboró esa "hipótesis", que se había agregado a la investigación tras la denuncia de un presunto

testigo.

"Se descartan las hipótesis de una eventual represión o exceso por parte de la Policía al

momento en que fuera encontrado con un grave cuadro de excitación psicomotriz", remarcó el fiscal,

que insistió en que la muerte del joven, registrada el 10 de febrero, se produjo por una afección

pulmonar.

La Fiscalía dejó en claro que no se pudo localizar a un testigo denominado "Osvaldo", que

había asegurado a la revista Veintitrés que el hijo de Grimau había sido golpeado por la Policía al

ser detenido.

Tras su fallecimiento, Lucas, que tenía 36 años, fue llevado a la morgue el 12 de febrero y

permaneció allí como NN durante 34 días hasta que fue reconocido por su padre. La familia del joven

había comenzado a buscarlo el 22 de febrero.

Un testigo aseguró que Rebolini había recibido golpes en la cabeza de parte de efectivos

policiales cuando éstos intentaban tranquilizarlo en la zona de Salguero y Castex, por donde el

hijo de los actores corría desnudo y severamente afectado por una excitación psicomotriz.

En ese marco, denunció a dos policías de la comisaría 53ra y a un gendarme por patear a

Lucas, víctima de un shock por un supuesto consumo excesivo de drogas.

De todos modos, desde su primera declaración, el testigo no pudo ser localizado nuevamente

para que comparezca ante los investigadores del caso.

Quienes sí lo hicieron fueron el encargado de un edificio y un vecino de la zona del

incidente, en el barrio porteño de Palermo, que aseguraron que no vieron agresiones de parte de los

uniformados en el momento en el que redujeron a Lucas.

El joven había salido de su casa en la zona de Barrio Norte y se descompensó a las pocas

cuadras, por lo que fue derivado al Hospital Fernández.

Pero de allí se escapó desnudo y fue llevado nuevamente al sanatorio por una ambulancia del

SAME, después de ser detenido por la Policía.

Dejá tu comentario