Diario Uno > Policiales > banda

Desbaratan a una banda que engañaba y robaba por Facebook

Se trata de la banda del Boliviano Linci, interno de San Felipe, cuyos cómplices robaban a los clientes que contactaban por internet para compras o ventas

Luego de una larga investigación y tareas de inteligencia en forma conjunta por diversas dependencias de la Policía provincial y penitenciarios, se logró desbaratar este miércoles a una peligrosa banda que era comandada desde la cárcel y donde otros integrantes se dedicaban a asaltar bajo amenaza con armas de fuego a incautos ciudadanos contactados por internet. Estos compradores o vendedores concurrían a distintos lugares de Las Heras para realizar la transacción de los elementos ofrecidos en la página Marketplace, de Facebook, y eran despojados de los mismos y hasta de sus efectos personales, como celulares y dinero en efectivo.

Las investigaciones policiales a cargo de la Unidad Investigativa Departamental (UID), en conjunto con sus pares penitenciaros del Penal San Felipe y un especialista en delitos informáticos de la Unidad Fiscal de Investigaciones (UFI) de Robos y Hurtos, mediante escuchas telefónicas y tareas de inteligencia lograron descubrir el accionar de la banda que era liderada por Brian Alexander Sánchez Rivas, apodado el Boliviano Linci, interno del penal y que contaba con varios cómplices que participaban de estos atracos realizados a personas citadas mediante el mercado online de Facebook Marketplace.

Te puede interesar...

Este miércoles se realizaron diversos allanamientos en barrios lasherinos, en particular varios domicilios del asentamiento Familias Unidas; además de otras en el barrio Belgrano, Jardín Aeroparque, y en las calles Congreso y Lencinas. Allí aprendieron a Gustavo Nicolás Bustos Sánchez; Enrique Edgar Navarro Bermejo; Lautaro Agustín Ceballos: Ebe Gisel Ponce; y Eduardo Antonio Hernández Campos. También fue requisada la celda del Boliviano Linci, y se encontró un celular, con el que hablaba con sus secuaces y realizaba los contactos con sus posteriores víctimas.

El personal policial pudo secuestrar 15 teléfonos robados, un revólver calibre .38, y municiones para esta arma (10) y otras 30 de calibre 22, no así el arma correspondiente. También en los allanamientos se hallaron en varios domicilios plantas de marihuana en distintos estados y los detenidos quedaron imputados bajo el cargo de robo agravado.