Soledad Olivera fue vista por última vez el 18 de noviembre de 2011. Mariano Luque fue condenado a 12 años por su muerte, aunque su cuerpo jamás fue encontrado. El mismo hombre fue sentenciado luego por la desaparición y muerte de Johana Chacón.

Te puede interesar: Qué desata la ira de cada signo del zodiaco

La víctima tenía tres hijos y además vivía con sus hermanas en la localidad de Tres de Mayo, en Lavalle, donde tenía una relación con Mariano Luque.

Ese día, hace ocho años, antes de su desaparición hubo más de 100 mensajes entre Soledad y Mariano, hasta que finalmente salió de su casa para encontrarse con él.

 Embed      

Sus hermanas declararon en el juicio que salió con lo puesto, que sabían que iba a regresar y, además, que sería incapaz de abandonar a sus hijos.

Pero lo cierto es que nadie supo más nada de ella luego de su encuentro con Luque.

Cuando se conoció el caso de Johana Chacón en septiembre de 2012, se supo que vivía con Luque, quien estaba en pareja con su hermana Beatriz Chacón en la finca Curallanca, de la misma localidad de Tres de Mayo, y salió a la luz que Olivera había desaparecido misteriosamente luego de ir a ver a ese mismo hombre.

 Embed      

Años después Luque fue juzgado por la desaparición de Olivera, pero en ese momento el tribunal lo absolvió al no encontrar pruebas suficientes que lo incriminaran. Los querellantes y fiscal apelaron esta decisión, hasta que la Corte anuló ese falló y ordenó que se realizara otro juicio.

Así fue como Luque fue condenado a 12 años por la desaparición y muerte de Soledad Olivera.

En 2018, finalmente fue juzgado por la desaparición y muerte de Johana Chacón, y fue condenado a 22 años, con la suma de la condena anterior, por lo que deberá pasar 34 años preso.

Hasta el día de hoy, los cuerpos de Solead Olivera y Johana Chacón no fueron encontrados. Sus familiares y las personas que se comprometieron para hacer justicia por ellas, esperan que algún día Luque cuente la verdad.

Te puede interesar...