Entró a la casa de su expareja. Mató al novio. Huyó pero fue atrapado. Ahora, dictaminaron que un joven de 21 años acusado de cometer el crimen en General Alvear hace menos de un mes continúe alojado en el penal.

La fiscal departamental Ivana Verdún recibió la derecha de un juez. La magistrada enumeró todas las pruebas que tiene en contra de Tomás Morales, las cuales consideró suficientes a esta altura de la investigación como para mantenerlo preso.

El juez Luis Ojeda dictó la prisión preventiva y ahora el sospechoso continuará alojado en el penal de San Rafael mientras avanza la causa por homicidio simple, que podría terminar con una condena en su contra de entre 8 y 25 años de cárcel.

Lucas Gallego.jpg
Lucas Gallego murió de una puñalada.

Lucas Gallego murió de una puñalada.

Tomás Morales está sindicado en el crimen en General Alvear ocurrió en la madrugada del 10 de abril pasado en el barrio Atuel. Allí vivía una joven de 16 años que se encontraba en la habitación con su novio, Lucas Gallego (21).

Según la reconstrucción que hizo la Fiscalía, Morales ingresó a través de una ventana al domicilio. Llegó hasta la pieza donde estaba su expareja -con quien tiene un hijo en común- y le clavó un cuchillo en el pecho a Gallego, quien murió horas después en el hospital Enfermeros Argentinos.

Tomás Morales se entregó ese mismo día ante las autoridades y desde entonces está privado de su libertad.

Seguir leyendo