Policiales Miércoles, 21 de noviembre de 2018

Creen que el joven asesinado en Godoy Cruz fue atacado por "viejas broncas"

Las autoridades realizaron allanamientos buscando a cuatro sospechosos, aunque los resultados no fueron positivos.

A la espera de que declare el principal testigo del caso, la Justicia avanza en la investigación por el asesinato de Darío Osvaldo Martínez, el joven de 24 años que creían que había muerto en un accidente de tránsito pero en realidad fue ultimado de un disparo.

En la tarde de este miércoles se realizaron cuatro allanamientos en domicilios en busca de armas de fuego y de algunos de los sindicados, pero los resultados fueron negativos. Por estas horas, las autoridades tienen a cuatro personas mencionadas como sospechosas.

Mientras continúa la búsqueda de estos individuos, el fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello espera para tomarle declaración testimonial a Cristian Muñoz Rosalez (21), quien viajaba como acompañante en la moto que manejaba Martínez cuando fue atacado.

El chico se encuentra internado con custodia policial en el Hospital Central y los médicos todavía se encuentran realizando estudios, aunque se encuentra fuera de peligro. Más allá de esto, está shockeado por el momento vivido y recomendaron que no declare este miércoles.

Sí han aportado su versión en el expediente otras personas asegurando que Martínez fue asesinado por viejas broncas con un grupo de jóvenes. Una versión policial apunta a conflictos por una mujer, pero esto no ha quedado plasmado en la causa judicial.

Con el correr de la investigación también fue descartada la participación de un auto Renault 12 en el hecho. Personas habían señalado que este vehículo fue el que impactó la moto y luego huyó de la escena, pero los peritos reconstruyeron que no es desde donde se efectuó el disparo. Martínez tenía un orificio de bala debajo de la axila derecha -creen que fue un calibre 22- y esto quiere decir que lo atacaron desde la vereda, por lo que los agresores estaban a pie.

De accidente a asesinato

Minutos antes de las 9 de este miércoles, un llamado al 911 alertó sobre dos jóvenes que circulaban en una moto y habían sido colisionados por un vehículo por calle Talcahuano, frente al Hospital Lencinas.

Al llegar personal policial y de ambulancia constataron que uno de las motociclistas había fallecido en el lugar y otro se encontraba herido en un acequia. La causa ingresó como un accidente, pero efectivos de Policía Científica constataron que la víctima fatal tenía una herida de bala. Testigos agregaron que escucharon la detonación de arma de fuego a una cuadra del lugar donde cayeron los jóvenes.

Más noticias