Policiales Jueves, 8 de diciembre de 2016

Creen que dos policías ayudaron a escapar a Pacheco de la Comisaría 9

La situación de los uniformados es bastante comprometida tanto en el expediente penal que se investiga como en la vía administrativa.

El caso de Héctor Ayul Pacheco Lescano puso en foco la evidente falencia que tuvo la Comisaría 9 de Guaymallén. El hombre huyó de esa dependencia en la tarde del martes, cuando todavía no pasaban 24 horas de su captura, y ahora investigan si recibió ayuda de uniformados.

Un expediente bajo la carátula de averiguación facilitación de la evasión se originó y quedó en manos del fiscal departamental Juan Ticheli. Los dos policías que estaban de guardia al momento del escape son los principales sospechosos.

"Ha tenido ayuda con seguridad", adelantó una fuente ligada al caso, prevaleciendo esta versión por sobre una posible negligencia en el accionar policial.

Sucede que la Comisaría 9, ubicada a pocas cuadras del municipio, tiene bastantes fases de seguridad. No sólo hay que pasar tres puertas para ingresar al calabozo, sino que la última apertura se debe realizar con un botón eléctrico. "Es imposible apretar el botón desde adentro, sí o sí tiene que accionarlo alguien desde afuera", graficó un investigador.

En las próximas horas declararán los otros presos que se encontraban alojados en la comisaría al momento de la fuga de Pacheco. También se solicitaron informes al comisario ya que debía haber entre 4 o 5 policías de guardia y sólo había dos.

En paralelo, la Inspección General de Seguridad (IGS) inició una investigación sumaria contra los dos efectivos que estaban de guardia esa tarde. Esto podría recaer en sanciones administrativas para los uniformados y hasta podrían ser cesanteados.

Más noticias