Policiales Viernes, 23 de noviembre de 2018

Condenaron al joven que intentó matar a un policía con su propia arma

Luis Eduardo Zamora recibió 11 años de prisión por la tentativa de homicidio agravado por la condición de policía de la víctima.

Once años de cárcel recibió el joven que fue juzgado por balear a un policía en un hecho ocurrido en abril pasado en el departamento de Guaymallén. La Justicia consideró que el acusado intentó quitarle la vida al uniformado.

Luis Eduardo Zamora fue condenado a esa pena por el delito de tentativa de homicidio agravado por la calidad de funcionario policial de la víctima. Por esta calificación arriesgaba una escala penal de 10 a 15 años.

El fallo unipersonal dictado por el juez Marcelo Gutiérrez del Barrio se inclinó por la hipótesis y la pena que había solicitado el fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello durante la etapa de alegatos.

El investigador judicial había considerado que Zamora intentó asesinar al policía con su propia arma reglamentaria cuando el uniformado intentaba reducirlo tras una situación que se disparó por una denuncia de violencia de género -ver más abajo-.

En contraparte, el abogado defensor Estacio Cremaschi había sugerido dos años de prisión por lesiones leves dolosas -haber golpeado al efectivo- y lesiones culposas -por el disparo-. Es decir, la coartada es que Zamora golpeó al policía para evitar ser detenido, tomó su arma y la accionó sin intención. De hecho, argumentó que Zamora tuvo la pistola 9 milímetros durante 20 segundos en su mano y no volvió a gatillar contra la víctima, demostrando que no tuvo intención de matarla.

Ahora habrá que esperar hasta el próximo viernes para que se ventilen los fundamentos de la sentencia y las partes, especialmente la defensa, decidan si presentan un recurso ante la Suprema Corte de Justicia.

El hecho

Cerca del mediodía del domingo 9 de abril pasado, un llamado al 911 alertó sobre un caso de violencia de género que estaba ocurriendo en calle Adolfo Calle, en Rodeo de la Cruz. Cuando llegó personal policial identificó a Zamora y procedió a detenerlo.

El hombre se resistió al accionar de los policías y comenzó a golpearlos, tomó el arma reglamentaria del efectivo Ricardo Sosa (24) y le efectuó un disparo en la pierna. Finalmente terminó reducido y alojado en una comisaría.

El auxiliar principal recibió el impacto de bala a la altura del fémur y el proyectil rozó una arteria, por lo que fue trasladado a la Clínica Francesa en delicado estado. Los médicos lo intervinieron quirúrgicamente y lograron estabilizarlo.

El mes pasado, Zamora fue sobreseído en la causa por amenazas agravados por ser cometidas en un contexto de violencia de género ya que la mujer no ratificó la denuncia durante la investigación.

Más noticias