Policiales Martes, 24 de julio de 2018

Condenaron a 2 años de prisión en suspenso a Horacio Franchetti

Había atropellado y huido en San Rafael. Con la presencia de la víctima, Jonathan Silva, Franchetti llegó esposado y estuvo acompañado de su abogado y su hermano.

Horacio Franchetti, el joven de 24 años que se fugó tras el choque con una moto en Belgrano e Iselin de San Rafael y abandonó a la víctima, fue condenado a dos años de prisión en suspenso y 4 años de inhabilitación para conducir en un juicio abreviado que se celebró el lunes en los Tribunales de San Rafael.

Además de la condena, el juez Gabriel Ravagnani aceptó la propuesta para que Franchetti realice obligatoriamente un curso de manejo, un tratamiento para curar sus adicciones a la droga y le impuso 100 horas de trabajo comunitario.

La audiencia comenzó después de las 12 en la sala de debates de la Justicia Correccional ubicada en el primer piso del Palacio de Tribunales.

Hasta el lugar y con la presencia de la víctima, Jonathan Silva, Franchetti llegó esposado y estuvo acompañado de su abogado y su hermano.

En el debate se le leyó la acusación por "lesiones culposas graves agravadas por el consumo de estupefacientes y dejar sin asistencia a la víctima". Luego de la descripción de la acusación, el fiscal propuso el juicio abreviado que había ofrecido la defensa de Franchetti.

El acusado aceptó su culpabilidad frente al juez y Ravagnani resolvió dar curso al juicio abreviado en el que Franchetti fue condenado a 2 años de prisión, 4 años de inhabilitación para conducir cualquier vehículo y a la realización de los tratamientos, cursos de manejo y a las 100 horas de trabajo comunitario.

Además de la condena, Ravagnani le impuso a Franchetti una orden de no acercamiento a la víctima por el plazo de 2 años.

Concluido el juicio Franchetti recuperará la libertad y esa condición estará supeditada a que cumpla con los tratamientos fijados por el juez.

En este contexto, Jonathan Silva y su abogada anticiparon que van a iniciar la acción civil para el resarcimiento económico.

Es que Silva, un humilde albañil, se quedó sin trabajo y habrá que ver si las lesiones que sufrió en su tobillo y la rodilla le dejan secuelas de discapacidad para ejercer su profesión.

Dejanos tu comentario