Un hombre de 81 años fue salvado de caer en la trampa de una viuda negra. Se trata de una mujer que logró su confianza para luego robarle dentro de su casa de Godoy Cruz. Un hombre, relacionado a la ladrona, alertó a la Policía, quienes llegaron a tiempo, frustraron el hecho y detuvieron a la ladrona y a su pareja.

Todo empezó hace más de un mes, cuando la víctima, de 81 años, conoció a una mujer cuando iba a hacer las compras. Con el correr de los días, esta persona, que estaba siempre con un cochecito en el que llevaba a su hijo, pasaba por la casa del anciano y le ofrecía ir a hacer los mandados para que él no saliera.

Día a día, el hombre tomó más confianza en ella, y nunca tuvo un solo indicio de algo que le hiciera pensar mal o sospechar de la mujer.

La semana pasada, el hombre le comentó que necesitaba hacer unos arreglos en su casa y le preguntó si ella no conocía a alguien de confianza para realizar ese trabajo. La viuda negra vio la oportunidad perfecta y le dijo que sí.

Movil policial.jpg
Una viuda negra y su pareja fueron capturados en el momento que estaban por robarle a un anciano en Godoy Cruz.

Una viuda negra y su pareja fueron capturados en el momento que estaban por robarle a un anciano en Godoy Cruz.

La ladrona llevó a la casa del señor a un albañil, quien en realidad es su pareja, para realizar los arreglos. Como se les hizo tarde, los ladrones pidieron comida y se quedaron un rato más en la casa, donde creen que aprovecharon para darle algo de tomar a la víctima con el objetivo de dormirlo y robarle.

Pero en ese momento, la Policía llegó a la vivienda. El hombre les abrió la puerta sin entender qué pasaba. Allí capturaron a la pareja, quienes ya tenían algunos elementos preparados para robar.

Los dos detenidos, de unos 35 años, quedaron en la Comisaría 7 a disposición de la Justicia.

El delito perfecto no existe

La manera en que la Policía llegó a la casa de la víctima fue muy particular, y al parecer fue la viuda negra quien arruinó sus propios planes.

Lo que se sabe de la investigación fue que ella mandó mensajes de WhatsApp con fotos del documento de la víctima como también de su obra social, y detalló lo que le iban a hacer al anciano y las cosas que planeaban robarle.

Pero ese mensaje llegó hasta su ex pareja, quien está preso, y ante la situación decidió reenviarle los mensajes a su padre y le pidió que avisara a la Policía para impedir que ocurriera el robo.

Así fue como en la medianoche un hombre se presentó en la Comisaría 7, donde aportó todos los datos que tenía, y un móvil salió directo hacia la casa de la víctima.

Cuando el anciano dejó pasar a la Policía, encontraron a la mujer cuyas características coincidían a las aportadas por el testigo en la Comisaría, mientras que a la pareja de la viuda negra la encontraron escondida dentro del baño.

Además, arriba de la mesa encontraron una caja de Clonazepam, e investigan si intentaron dormir al anciano con esa droga, ya que cuando hicieron el operativo la víctima se comportaba de manera extraña, con dificultad para entender lo que ocurría.

Según la Policía, el hombre no sabía que el supuesto albañil había vuelto a entrar a la casa.

Científica trabajó en el lugar para levantar todos los indicios posibles y determinar si el hombre había sido drogado.

Algunos recuerdos

La víctima contó que ese día, la mujer llegó a su casa junto a su bebé en cochecito y con el presunto albañil. Ella se quedó hasta que dijo que se llevaba a su hijo porque se había dormido, y regresaba. Pero había dejado el coche, por lo que creen que ese elemento iba a ser usado para llevarse las pertenencias del anciano.

Tenía la plancha y varios elementos juntos, listos para ser sacados de la casa. Lo llamativo fue que habían sacado hasta la carne que tenía en el frezzer, y ya la tenían arriba de la mesa.

Al enterarse de lo ocurrido, sus hijos fueron a su casa y notaron que el hombre no estaba bien ya que se comportaba de manera extraña. Llamaron a una ambulancia, la cual nunca llegó, pero se quedaron tranquilos ya que con el correr de las horas el anciano se repuso.

Otro hecho con un modus operandi similar

Fue en Capital, el 18 de febrero, cuando una mujer llegó a la casa de su padre, de 90 años, y constató que faltaba una importantísima suma de dinero que guardaban allí, pero no sabía qué había pasado.

Recién a principios de marzo, la víctima recordó que una mujer pasó por su casa y le ofreció limpiarle la casa, por lo que él aceptó. Pero desde ese momento no recuerda más nada, y creen que le dieron algo para dormirlo.

El dinero que le robaron fueron 3.500 dólares y $4.000.000 que estaban guardados en la casa de la víctima, y que posiblemente la viuda negra tenía el dato.

Temas relacionados: