Un fuerte espaldarazo judicial recibió la investigación que tiene a un hombre y una joven sospechados de asaltar y matar en un prostíbulo ubicado en Ciudad, donde la acusada trabajaba tiempo atrás.

Te puede interesar: ATP ANSES: desde cuándo pagan el ATP de julio 2020 (50% del sueldo)

Se trata del crimen de Marcos David Figueroa (36), quien fue ultimado de un disparo en la cabeza a fines de mayo pasado en pleno centro. El caso tiene seis sospechosos: dos detenidos, dos prófugos y dos menores que son inimputables -tenían 15 años al día de hecho-.

Los que están tras las rejas son Martín Ezequiel Saravia y Sofía Camila Ibarra, ambos de 20 años. Esta última había trabajado en el prostíbulo en el verano pasado, según informaron fuentes ligadas a la causa.

Este miércoles, el juez Diego Flamant le dictó la prisión preventiva en el penal a ambos, tal como pidió la fiscal de Homicidios Claudia Ríos. En contraparte, las defensas habían solicitado el arresto domiciliario.

La calificación es homicidio criminis causa -matar para ocultar el asalto- y robo agravado por el uso de arma de fuego, por ser en banda y por la participación de menores de edad. Si bien falta mucho, en caso de que el expediente llegue a juicio será mediante jurado popular y arriesgarán la única pena de prisión perpetua.

Multitudinario robo

La hipótesis fiscal sostiene que cerca de las 14.30 del 31 de mayo pasado, dos remises llegaron hasta el edificio ubicado en calle Patricias Mendocinas al 743, a metros de la esquina con Colón. Allí funciona un prostíbulo.

Dos menores de edad, Saravia y otro sujeto -está identificado pero prófugo- ingresaron al lugar. Amenazaron a los presentes y sustrajeron un bolso y algunos otros elementos. Cuando huían, Figueroa enfrentó a uno de ellos y terminó con un disparo en la cabeza.

Los agresores se volvieron a subir a los autos, donde estaban Camila Ibarra y otra joven -también prófuga- y huyeron del lugar.

Te puede interesar...