Policiales Lunes, 17 de septiembre de 2018

Cerraron una Comisaría por peligro de derrumbe

Es la 31, ubicada en Las Heras y Manuel A. Sáez, de Guaymallén. Hay filtraciones, grietas en paredes y sectores que el terreno cedió. Corrían peligro detenidos, policías y público en general.

Filtraciones, paredes de adobe, algunas de ellas que cedían y otras agrietadas, peligro de derrumbe fueron las causas por las que cerraron la Comisaría 31, ubicada en calle Las Heras y Manuel A. Sáez, de Guaymallén. Se espera que el edificio sea demolido y se construya de nuevo, aunque no trascendieron los plazos.

El jefe departamental Roberto Acosta aseguró a este portal que, si bien allí no se atenderá más al público y no ingresarán detenidos, "toda la demanda de la sociedad será cumplida igual que siempre".

"La atención al público será derivada a las comisarías más cercanas que tenemos allí, como la Comisaría 25 de San José, la 57 y la Subcomisaría Campos", detalló Acosta.

La decisión de cerrar sus puertas fue tomada a las 7 de este lunes luego de una inspección en la que participó la Municipalidad de Guaymallén y la Dirección de Logística, quienes constataron las pésimas condiciones del edificio y el peligro que corrían las personas que concurrían allí, los detenidos y los mismos policías.

Roberto Acosta explicó: "Es un edificio viejo. La construcción data de 1966, el material que se utilizó es de la época y en esta zona sísmica, zona complicada por los movimientos de terreno, hicieron que se rompan las paredes, cedieron algunos sectores y para seguridad de los policías, de las personas detenidas y del público en general, la decisión fue cerrarla sin que pierda la operatividad".

Pero a pesar de haber cerrado, quedaron allí un subcomisario y algunos efectivos para custodiar el edificio y para ayudar con las dudas de la gente que se presente allí y poder derivarlas a donde corresponda.

Estarán en uno de los sectores que tiene más seguridad, donde no corren peligro, debido a que el lugar fue construido con diferentes materiales.

"La jurisdicción de la Comisaría 31 no va a quedar desprotegida ni mucho menos, solo el personal administrativo va a estar en jurisdicción de Campos, a 2 km de ese lugar", resaltó Acosta, y agregó: "No se va a resentir de ninguna manera el trabajo operativo. Que la población sepa que por más que se cierren las puertas de esa comisaria por una cuestión netamente edilicia, no va a quedar desprotegida".

Cómo funcionaráSi bien las demás comisarías se verán recargadas con el ingreso de más detenidos, Acosta sostuvo que el aumento de trabajo en las dependencias se solventa debido a que habrá más personal policial en las mismas. Además dijo que se seguirán realizando operativos provincia o sorpresa igual que siempre.

En cuando a los detenidos y la capacidad en los calabozos, sostuvo: "Vamos a agilizar más el movimiento con más personal. Por allí en un operativo provincia tenemos 20 ingresos en la Comisaria 25 y solo cinco ingresos en la Comisaría 57. Esto se puede ir regulando".

Roberto Acosta sostuvo que no conoce otra dependencia policial en Guaymallén que tenga daños estructurales y con peligro de derrumbe como la 31.