Policiales Miércoles, 25 de julio de 2018

Celos y el final del noviazgo desataron el triple crimen

Es la hipótesis de los investigadores y por lo que fue imputado Exequiel Ledesma, pareja de una de las víctimas. Está acusado de los femicidios de Karen Arenas y Alejandra Ferreyra y por el asesinato de Yariel Bruno

Una relación de noviazgo que estaba terminando, celos y comportamientos agresivos de parte del acusado habrían desatado el triple crimen de Maipú que conmociona a Mendoza. Declaraciones testimoniales y las manchas de sangre en las zapatillas de Exequiel Ledesma lo ponen como único sospechoso y respaldan las imputaciones en su contra.

Este joven albañil de 23 años, apodado Richard, quedó en la mira de la Justicia desde las horas posteriores a las violentas muertes de su novia Karen Arenas (22), su suegra Alejandra Ferreyra (49) y el pequeño Yariel Bruno(4) -sobrino y nieto de las otras víctimas-, el domingo en la noche en el barrio Bandera Argentina. Una mancha de sangre entre la casa de estas mujeres y la vivienda de este hombre orientaron a la policía a un allanamiento en el domicilio del ahora imputado.

Allí empezarían las complicaciones para él, cuando en un par de zapatillas detectaron sangre. Además, y si bien no está plasmado en el expediente, una versión marca que los efectivos hallaron ropa recién lavada en la casa de Ledesma.

Las testimoniales fueron reforzando la hipótesis de un acto motivado por violencia de género. En las declaraciones señalaron al acusado como un sujeto celoso y agresivo, y que posiblemente habría reaccionado así por que Karen -se movilizaba en silla de ruedas- tenía decidido concluir la relación de dos años de noviazgo. No menor fue el aporte de un testigo que vio salir al sospechoso de la propiedad de las víctimas minutos después de las 22.

Estos elementos preliminares llevaron al fiscal Carlos Torres a imputar a Richard por un doble femicidio -por las muertes de su novia y su suegra, Alejandra- y por un homicidio criminis causa por el fallecimiento de Yariel. En esta última acusación los investigadores entienden que el atacante mató al menor para ocultar la autoría de los dos primeros asesinatos.

Ante el cúmulo de delitos, y por recomendación de su abogado Ricardo Sánchez, Ledesma se abstuvo de declarar. Conocidas son las coartadas que plantean, sobre que a la hora de los hechos estaba jugando al fútbol y que las manchas hemáticas en el calzado se las provocó el perro que tenía con Karen y que estuvo en la escena.

La continuidad de la causa tiene previstas las pericias psiquiátricas al acusado, los cotejos de la sangre hallada y el análisis de cuchillos secuestrados en busca de huellas del agresor. Mientras, se espera el traslado de Ledesma al penal. La secuencia criminalGracias a un testigo que escuchó gritos provenientes de la casa de las mujeres, los pesquisas han podido establecer que el asesino primero mató a Karen, luego a Alejandra y por último al menor.

Esta persona declaró que sintió las discusiones de un hombre con Alejandra y después, silencio. Creen que la mujer le recriminó el ataque que ya había consumado con Karen y fue por ella. Por último, arremetió contra el pequeño. Todos fueron degollados.

Más noticias