Jueves, 2 de febrero de 2017

Caso de los rugbiers: un expediente complejo con muchos puntos que aclarar

Fueron acusados dos jugadores más de la Unión de Rugby de Cuyo por el presunto abuso sexual de una joven de 24 años.

Las tres partes (Justicia, querella y defensa) que intentan desentramar el caso admiten que están ante un expediente complejo y en el que hay muchos puntos que aclarar. La causa de abuso sexual que ya tiene a seis rugbiers y a otra persona ligada a este deporte imputados está recién en su inicio, y se esperan medidas que podrían encaminar la investigación. Declararán más de 40 testigos.

Dos jugadores más fueron imputados por abuso sexual agravado con acceso carnal y por la participación de dos o más personas (delito que tiene una pena de 8 a 20 años de prisión), misma imputación que los otros sospechosos, a excepción de José Hervida, el manager del equipo, quien está acusado de abuso simple.

Ezequiel Pelaia y Maximiliano Filizzola estuvieron frente al fiscal Hernán Ríos (este investigador fue quien comenzó la causa) y se notificaron de la acusación que pesa sobre ellos. Los últimos mencionados en la causa se suman Enzo Falaschi, Ignacio Ceschín, Sebastián Vanín y Lisandro Biffi, hijo del legislador mendocino César Biffi y hermano de Facundo, titular de la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas de Mendoza. Justamente éste último deberá declarar ante la Justicia como testigo, ya que estuvo en la fiesta en la que habrían abusado de la joven de 24 años.

Los últimos dos imputados, Pelaia y Flizzola -tuvo un paso reciente en Los Pumas en el Seven de Viña del Mar 2017-, estuvieron aprehendidos algunas horas y tras la imputación recuperaron la libertad luego de fijar una fianza personal. Los otros cinco jugadores también están libres con las mismas condiciones.

"Estaba inconsciente, por eso no opuso resistencia y no quedaron signos de violencia. Ingirió drogas involuntariamente y tuvo amnesia", dijo Lucas Lecour, abogado de la víctima.
La causa se inició el 23 de diciembre pasado, cuando la víctima denunció en la Oficina Fiscal 15 que había sufrido abusos en una fiesta privada en Chacras de Coria, que se había desarrollado días antes. El motivo del festejo es que el equipo de la Unión de Rugby de Cuyo venía de consagrarse campeón en el Seven de la República el 10 de diciembre pasado, disputado en Entre Ríos.

Todos los jugadores acusados formaron parte del plantel, y la víctima también estuvo en ese momento en esa ciudad, compitiendo en el equipo femenino de rugby de la selección mendocina. Inclusive compartieron el micro de regreso.

El lugar del festejo fue en una propiedad de Hervida, en un barrio privado, en donde se montó un loft y en donde hubo barras, catering y mozos. Quienes estuvieron presentes cuentan que se tomó mucho alcohol.

Las pruebas y medidas
Hasta el momento los pesquisas cuentan con el relato de la víctima, que contó que estuvo tomando, bailando y que luego no recuerda nada. Su hermana y sus amigas la dijeron que fue sometida a una violación grupal. A esta mujer ya le han practicado tres pericias psiquiátricas de cinco establecidas, y el adelanto que tienen los especialistas es que su relato es veraz y que no fabula.

En la ropa que usó en la noche de la fiesta se detectaron dos manchas de semen que serán cotejadas con los ADN de los acusados. Peritaje que podrá complicar a alguno de los imputados.

A Hervida lo señaló un testigo que declaró que vio cuando él habría estado tocando a la víctima, que estaba inconsciente. A este estado habría llegado por el alcohol que consumió y por alguna droga que habría ingerido de manera involuntaria. Los análisis de sangre no detectaron en su cuerpo restos de marihuana ni cocaína, aunque desde la querella pide que se amplíen los exámenes para determinar si hay otro tipo de estupefacientes.

Hervida a través de mensajes de texto habría mencionado al resto de los acusados como posibles participes. Sebastián Vanín extraoficialmente reconoció haber estado con la joven, mientras otros son señalados de manera informal por testigos.

Los últimos dos sospechosos, Pelaia y Filizzola, habrían sido involucrados luego de que una amiga de la víctima los haya reconocido por Facebook.

Declaraciones
Los siete imputados deberán presentarse el próximo lunes en Tribunales para declarar. Según trascendió, todos están dispuestos a hablar y a colaborar con la Justicia.

También durante estos días desfilarán por la Oficina Fiscal 15 los más de 40 testigos que estuvieron en la fiesta y que brindarán su testimonio.

El comunicado de la Unión de Rugby de Cuyo
Este es el comunicado da la URC: "Se informa a las entidades afiliadas a esta Unión y al público en general allegado al rugby, que en razón de los hechos que son de público conocimiento, ocurridos a fines de diciembre de 2016, los que por sus características se contraponen de manera directa al espíritu que pregona el juego y tienen evidente potencial para provocar el descrédito del rugby, esta Unión de Rugby de Cuyo ha dado intervención a la Comisión de Disciplina para que tome participación en el conocimiento de los mismos, así como el análisis de eventuales responsabilidades.

"La Comisión de Disciplina ha aceptado la intervención propuesta e informado que dada la judicialización de los hechos sucedidos, se pedirá a la justicia copia de las actuaciones, para posteriormente determinar los pasos a seguir.
"El caso por ahora tiene faltante de contundencia probatoria. El hisopado vaginal no detectó violencia física" (Juan Day, abogado de los acusados).

Más noticias