Policiales Martes, 17 de julio de 2018

Caso Carleti: piden la libertad de los Guerrero con un hábeas corpus

Se cayó nuevamente una audiencia que debía definir la situación de Juan Carlos Guerrero, de su pareja, Susana Hurtado, y de su hijo Ever. Debería definirse mañana

El caso del crimen de Norma Carleti (61) parece estar estancado en aguas empantanadas y no encuentra la forma de salir a superficie a tomar un respiro.

Entre idas y vueltas y vericuetos judiciales, ahora una jueza se apartó de la causa y el defensor de los dos Guerrero -Juan Carlos y Ever- que aún están detenidos y de Susana Hurtado -esposa y madre, respectivamente- pidió, mediante un hábeas corpus que se los deje en libertad.

El lunes en la mañana hubo una audiencia de control jurisdiccional pedida por la defensa para solicitar la libertad de Juan Carlos Guerrero y de su esposa, Susana Hurtado, porque se vencieron los plazos de la audiencia de prisión preventiva. Y también para que se deje libre a Ever Guerrero porque técnicamente no hay proceso contra él.

Sin embargo, la defensa debió recurrir a un recurso extraordinario como el hábeas corpus dados los hechos particulares que suscitaron en la audiencia.

La jueza del Valle de Uco Teresa Di Bari inició la audiencia poniendo en conocimiento que la querella la había recusado por notas periodísticas publicadas en diferentes medios en donde daban cuenta de una supuesta relación entre Di Bari y el abogado defensor, Pablo Cazabán. Además, tanto la querella como la fiscalía habían pedido la suspensión de la audiencia.

Si bien la jueza rechazó la recusación de la querella, se inhibió por violencia moral, por lo cual la audiencia quedó trunca, en la nada.

Ante esa situación y a que el fiscal no había concretado el pedido de prisión preventiva, la defensa pidió en forma oral hábeas corpus, con el que solicitó la libertad de sus clientes porque considera que la detención se ha tornado arbitraria por falta de intervención de un juez de garantías que controle la detención ya que los plazos se han vencido. La magistrada recibió el hábeas corpus y tiene 48 horas para resolverlo. En tanto, será una jueza civil la que resolverá si acepta la inhibición de Di Bari.

La situación de Juan Carlos Guerrero y su pareja está desde hace tiempo está en stand by. Fueron arrestados el pasado 8 de junio en Tunuyán, y desde entonces sus estados procesales han variado permanentemente.

El hombre fue imputado como coautor del asesinato que para la fiscalía tiene a sus hijos Kevin y Alexis en calidad de autores y a Leonardo Hisa, ex pareja de la víctima, como instigador. En el caso de la mujer, fue acusada por partícipe secundaria en los hechos. Guerrero padre para los investigadores sería el nexo entre sus hijos e Hisa para concretar el homicidio. Susana Hurtado habría estado involucrada en la compra del Fiat 600 en el que escaparon los asesinos.

Más noticias